Páginas vistas en total

domingo, 28 de febrero de 2016

El hombre que vio llorar a Frankenstein.




::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
Ficha técnica:

Título original  The Man Who Saw Frankenskein Cry.
País: España.
Año: 2010.
Duración: 77 minutos

Dirección: Angel Agudo.
Guión: Ángel Agudo.
Dirección de Fotografía: Aitor Uribarri.
Música: Enrique García.
Editor: Oscar Martín, El Ojo Mecánico.
Editor de sonido: Benny Gil.
Director artístico: Luís N. Rosales.
Gráficos: Javier Yañez.

Compañías. Productoras: Scifworld, SFW Entertainment presenta, en asociación con La Cruzada Entertainment, Waldemar Media.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Intérpretes:

Paul Naschy
Mick Garris,
John Landis,
Javier Aguirre
José Luis Alemán
Javier Botet
María José Cantudo
Nacho Cerdá´
Joe Dante
Ángel Luis de Diego
Laura de Pedro


::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Sinopsis:

Película biográfica que nos acerca a la figura de Paul Naschy, icono internacional del cine fantástico y de terror. Jacinto Molina Álvarez, éste era su verdadero nombre, fue director de cine, guionista y actor. y pasó a la posteridad como "El hombre lobo', 'El lon Chaney'  español

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Comentario:



El documental dirigido por Ángel Agudo, en el que intervienen los  realizadores del cine de terror de serie B más emblemáticos, como Mick Garris (Masters of Horror)  o  John Landis y otros españoles, hace un recorrido por la obra del famoso cineasta del fantasterror español, comenzando con unas breves pinceladas biográficas sobre la situación  de su familia en la contienda que desangró España. Paul Naschy fue hijo de un hombre que simpatizó con el bando rebelde en la Guerra Civil Española y se unió a las tropas de Franco, dejando a su familia en un pequeño pueblo del Norte de España. Tras su desaparición al caer a un río, se le dio por muerto a consecuencia de un disparo, mas al terminar la contienda reapareció ante su familia, un hecho que no se ha sabido explicar, porque no entiende bien la sociedad española, por cineastas extranjeros como John Landis, que consideran su contribución al cine de terror un testimonio político en sí mismo, cuyas  películas contienen violencia y desnudos como respuesta de rechazo a la Guerra Civil y al régimen opresor bajo el que vivía el actor y cineasta. La mayor parte de estas películas se hizo en el tardofranquismo y fueron realizadas por gente no muy lejana del régimen, ya que los opositores estaban perseguidos y escondidos,  incluso tras la muerte del dictador en 1975. 

Una voz en off completa el extraño argumento: "En la España de Franco, el terror era la única forma en que cineastas como Osorio y Grau  podían abordar temas controvertidos; algo parecido a lo que hacían Romero y Hooper en Estados Unidos (una comparación imposible en este momento). Se saluda el nacimiento de un nuevo sello cinematográfico español, una compañía que llevó más lejos este fenómeno, aproximándolo a la británica Hammer, PROFILMES, s.a., cuyo artista exclusivo era Paul Naschy, y los directores Kimovsky y Carlos Aured, primero su ayudante. La compañía produjo películas como 'El jorobado de la morgue' (1973),' Exorcismo' (1975), 'La noche de Valpurgis ' (1971),  algún giallo, como ' Los ojos ojos azules de la muñeca rota' , (1973), El gran amor del conde Drácula (1972), 'La maldición de la bestia' (1975)...

Cansado de estos papeles se puso detrás de la cámara con el nombre de  Jacinto Molina  con el propósito de dirigir  sus propias películas; abandonando el género fantástico y de terror que lo hizo célebre e introduciéndose por otros derroteros en 'Inquisición', una película en la que exploró sus convicciones, pero ubicó los hechos en Francia, centrándose en el Juez Pierra  de Lancre, que le resultaba más fascinante, y por qué no decirlo, más cómodo que los jueces españoles; tras la muerte del dictador, y a pesar de películas como 'El último deseo', un film inspirado en "El día de los trífidos", comenzó a hacer películas de temas políticos y sociales, incluyendo atentados a líderes franquistas ("El Franco tirador"), "El último Kamikaze (1984); el erotismo, el terror y la crónica de la época (atentados, quinquis, religión...).

Cuando el género de terror dejó de interesar en España se trasladó a Japón con el objetivo de buscar inspiración para sus nuevas películas. Asesinado en Madrid Takeda, uno de sus grandes colaboradores, aceptó el encargo de un grupo de empresarios españoles para realizar una nueva película, 'El aullido del diablo', un film autobiográfico concebido como un legado para sus hijos. Aunque hubo problemas serios en la realización de esta película que le reportaron grandes problemas, comenzó la carrera de los reconocimientos,que se inició entre los críticos y el público norteamericanos, En la meca del cine fue tratado como un ídolo, un actor y director de culto; galardonado por los reyes de España con una medalla de reconocimiento de su contribución a las Bellas Artes'y con  el prestigioso premio de Carl Laemmle (Washington D.C.), y 'La máquina del tiempo' del Festival de Sitges, que le entregó John Landis. Aunque el mayor reconocimiento le vino de parte de sus compañeros de profesión y de género norteamericanos: el mismo  John Landis, Mick Garris o Joe Dante.

Pero su carrera no acabó aquí, hizo dos películas en Estados Unidos y a su vuelta a España escribió 'Rojo  sangre', en la que volvían a estar presentes la furia y la pasión de los primeros tiempos; una historia de carácter autobiográfico que llevó al cine en 2004. De este modo Naschy, el hombre de cine, mordía la mano que le había dado de comer, al condenar a la industria que parecía haber forzado su retiro." En este momento ya había triunfado fuera de España, lo que establecía una diferencia con 'El aullido del diablo'. Aún hizo alguna película más para Fantastic Factory, como Rottweiler (2004)..

Mick Garris, que impulso e inspiró el documental,  cierra el film con su in memoriam. El 30 de noviembre de 2009 el mito murió de cáncer en Madrid. Periódicos de todo el mundo dieron la noticia y el mundo lo lloró como Paul Naschy y se ganó un puesto junto a Bela Lugosy, Lon Chaney y Boris Karloff.

Podéis ver el film en el canal BUZZ.



No hay comentarios:

Publicar un comentario