Páginas vistas en total

La Revelación: Nuevo Nuncajamás

miércoles, 27 de abril de 2016

A cambio de nada. Daniel Guzman.






Ficha técnica:


Título original: A cambio de nada.
País:España.
Año:2015.
Duración: 95 minutos.

Dirección: Daniel Guzman.
Guión: DanielGuzman.
Casting: Arantza Vélez.
Dirección de fotografía : Josu Inchaustegui.
Edición: Nacho Ruíz Capillas.
Dirección artística: Antón Laguna.


Diseño de Vestuario: Mari Carmen Álvarez.
Peluquería: Itziar Arrieta,
Maquillaje: Lola López.

Productores: Álvaro Begines, Ignacio Fernández Beiga Feijóo.
Productores-ejecutivos: Gabriel Arias-Salgado, Daniel Gúzman, Axel Kuschevatzky, Javier Pérez Silva, Iñigo Pérez Tabernero, , César Rodríguez  Blanco, Miriam Ruíz  Mateos, Joaquín Zamora.
Compañías. Productoras: A cambio de nada, Canal Sur de Televisión, Canal + España, El Niño Producciones.



Intérpretes: 


Miguel Herrán: Dario,
Antonio Bachiller : Luismi
Antonia Guzmán: Antonia,
Luis Tosar: Padre de  Darío,
María Miguel : Madre de Dario,
Luis Zahera : Guardia Civil,
Roberto Álvarez: Abogado de Dario,
Miguel Rellán: Profesor,
Sebastián Haro :  Abogado de la acusación.
Manolo Caro : Empleado Motostion,
Álex Barahona : Policía taller,
Felipe García Vélez: Justo Caralimpia,
...



Sinopsis:



Darío, se escapa de su casa huyendo de su infierno familiar, acrecentado tras la separación de sus padres. Luismi, su amigo incondicional, Caralimpia, un pobre diablo con envoltura de triunfador, y Antonia, una anciana que recoge muebles abandonados con su motocarro, se convierten en su nueva familia. Tres generaciones se encuentran en pleno verano en una ciudad demasiado grande para estar solo. Aclamado debut en la dirección del actor Daniel Guzmán, ganadora de la Biznaga de Oro en el Festival de Málaga 2015.


Críticas:


Muy mal deben estar las cosas cuando las televisiones recurren a músicos de la 'movida madrileña', de principios de la década de los 80 del siglo pasado, y el cine  español se ha encarrilado por la senda del costumbrismo, el populismo y la risa fácil, que en el debate de otros tiempos en torno a elevar el nivel del pueblo a través de un elemento tan manipulador en potencia como el cine, opta por descender complaciente y acercarse a ese pueblo reproduciendo su idiosincrasia y riendo las gracias del 'hombre de la calle' ¿Qué tema podría abordar para agradar al público español, me preguntó alguien? Sólo hay que hacer un ejercicio para entenderlo: ver cortomentrajes y largometrajes producidos en los últimos tiempos, un ejercicio que quizá se convierta en disuasorio. La crítica al film, leída entre líneas, es demoledora para  Daniel Guzmán, aunque la práctica que siguen algunas páginas de colocar círculos de color  es al lado de sus reseñas de las críticas de los periódicos nacionales más destacados es  muy  orientadora, para un público que no quiere leer.

Para Luís Martínez :"El problema es que la cinta pocas veces consigue superar el listón de lo evidente, y así hasta ahogar la propia posibilidad del relato en el más estridente de los manifiestos. Sea como sea, toda ella se mantiene en pie gracias a una interpretación de las de antes: tan perfectamente comprometida con el sufrimiento que se diría digna de Antígona." Algo que se añade a la afirmación previa de que el cineasta novel "se aplica, sin rubor y sin engolados lirismos (para eso estamos nosotros), empeñado en retratarse, puesto que habla de él, con total honestidad." (1)




El célebre actor de televisión (Aquí no hay quien viva, La Familia Mata, Velvet...) debutó en el cine con un corto, 'Sueños', un cortometraje multipremiado en un país que sólo premia lo que conoce, a costa de martillear a los ciudadanos previamente en la caja tonta, lo cual no quiere decir que el producto sea malo, pero sí que nace con un plus de negatividad, que se pone en evidencia en las propias críticas, positivas sólo en apariencia a un film que llega diez años después: " A cambio de nada es cine popular de toda la vida. Anclado en la realidad social y generacional, pero sin desdeñar el entretenimiento, la emoción y la risa empática. Una historia ambientada en el aquí y el ahora, pero que parece haber detenido el tiempo a principios de los ochenta (Demis Roussos, Julio Iglesias, las revistas porno y el boli de cuatro colores), en un encuentro de Guzmán consigo mismo y con su pasado, menos dirigido a una cierta intelectualidad que busca en el cine unos ambientes de extrarradio que seguramente desconoce que a una feliz juerga con el público al que está representando en su relato." (2)

Jordi Batlle Caminal sigue insistiendo en el carácter escasamente renovador de la película de Daniel Guzman: "La triunfadora del reciente festival de Málaga es un retrato bienintencionado, de espíritu realista, de un adolescente conflictivo e inclinado a la delincuencia, con tendencia a enfatizar los clichés (los padres indeseables, por ejemplo). Con toda su tosquedad formal, los productos de J. A. de la Loma o Eloy de la Iglesia que abordaban este tema tenían más frescor, vitalidad y un más libre y despojado sentido de la denuncia social." (3)



(1) Autobiografía descarnada de un cineasta. Diario 'El Mundo', 23 de abril de 2016.
(2) Callejas de extrarradio . Javier Ocaña, Diario 'El País", 8 de mayo de 2015.
(3) A cambio de nada: la adolescencia conflictiva. Diario 'La Vanguardia', 8 de mayo de 2015.




No hay comentarios:

Publicar un comentario