Páginas vistas en total

La Revelación: Nuevo Nuncajamás

martes, 5 de abril de 2016

La cueva de los sueños olvidados





Ficha técnica:


Título original: Cave of Forgetten Dreams.
País: Estados Unidos
Año: 2010
Duración: 90 minutos.


Dirección: Werner Herzog.
Guión: Werner Herzog,
Narración :Werner Herzog..
Dirección de Fotografía: Peter Zeitlinger. Formato 3-D Color.
Música: Ernst Reijseger
Edición: Joe Bini, Maya Hawke.

Producción de sonido: Eric Spitzer.

Diseño 3D: Kaspar Kallas

Productores: Erik Nelson, Adrienne Ciuffo.creativo de Differences.
Productor asociado. Nicolás  Zunino, Andrea Anderson.
Co-productores: Judith Thurman, Amy Briamonte, Phil Flairclough.
Productor ejecutivo y creativo de Differences: Dave Harding.
Productores ejecutivos de Historia: Julian P.Hobbs, DavidMcKillop, Molly Thompson.
Compañías. Productoras: History Films, Creative Differences Productions Inc; distribuidoras: Wandavision,



Intérpretes: Documental.

Sinopsis.

Durante más de 20.000 años, la cueva de Chauvet permaneció totalmente aislada del mundo debido al derrumbamiento de una pared de roca en su entrada. Su interior, incrustado de cristales, tiene el tamaño de un campo de fútbol y está sembrado de restos petrificados de mamíferos gigantes de la Edad de Hielo. En 1994, los científicos descubrieron las cavernas y en ellas encontraron cientos de pinturas rupestres en perfecto estado. Obras de arte espectaculares que tienen más de 30.000 años (casi dos veces más que cualquier descubrimiento de estas características). Estas obras se remontan a una era donde los Neandertales aún vagaban por la tierra y los osos, mamuts y leones de la Edad de Hielo eran las poblaciones dominantes de Europa. Desde entonces, sólo un pequeño grupo de personas ha tenido acceso a la Cueva de Chauvet. Antes de que Herzog lograra entrar, su contenido pasó casi desapercibido. Al filmar en 3D, Herzog ha logrado captar el asombro y la belleza de uno de los lugares más sobrecogedores del planeta, un emplazamiento que le invitó a meditar sobre sus habitantes originales, el nacimiento del arte y los curiosos visitantes que visitan la cueva en la actualidad. (www,terra.org. La cueva de los sueños olvidados, 2 de juniode 2012).



Comentario:


El estreno de 'Altamira, dirigida por Hugh Hudson ha animado a más de uno a volver su mirada al documental que realizó Werner Herzog en 2010, - un realizador que no distingue en sus obras entre la película de ficción y el documental -, en torno a la Cueva de Cavuchet, ubicada en uno de los márgenes del río Ardèche en el Sur de Francia, descubierta en 1994 por tres exploradores: Jean-Marie Chauvet, Elliettev Bunely Christian Hillaire, que tomaron un camino al azar buscando corrientes de aire que emanaran del terreno que pisaban, un indicio de la presencia en el subsuelo de cuevas, hasta que percibieron una sutil corriente y comenzaron a descender por el camino de roca, iniciando un viaje, al final del cual ninguno de los tres podían sospechar lo que les esperaba: uno de los mayores descubrimientos sobre el proceso de hominización. La cueva recibió el nombre de su descubridor, un lugar que por un accidente de la naturaleza vio sellada su entrada a causa de un desprendimiento de rocas, creándose una cápsula temporal perfecta, que conservó el tesoro allí encerrado, una evidencia de que en el momento en que estas pinturas fueron realizadas el hombre ya había desarrollado un mundo espiritual, cuyo centro lo ocupaban las creencias o el pensamiento abstracto.


Tras el descubrimiento la cueva se cerró y el primer científico que penetró en ella y la inspeccionó fue Jean Clottes, quien trabajó en su interior durante 5 años, como Jefe de Equipo, hasta que se jubiló, y pudo estudiar las pinturas cubiertas por una capa de calcita y sedimento que precisa miles de años para formarse, una prueba evidente de que las pinturas no eran falsas. Hay varias figuraciones que destacan por su belleza, como la de los caballos, o un bisonte con ocho patas, casi un milagro de la naturaleza que se adelantó en algunos casos millones de años a la representación que harían los futuristas italianos del movimiento en sus pinturas, y algunos, incluído el propio Herzog, se aventuran a interpretarlas como una premonición del cinematógrafo, (la linterna mágica de Hudson en la película de la Fox, Altamira). Pero hay una diferencia entre la cueva de Santillana y la del Sur de Francia: mientras en la primera no hay restos de animales, la segunda está sembrada de esqueletos de gran número de animales, aunque la mayoría,el 90 % son de osos, que probablemente arrastraron a sus víctimas al interior del recinto, y no hay una sola huella de la presencia de hombres. Parece que el ser humano la usó sólo para realizar sus pinturas. Michael Philippe ha estudiado estos restos y el único cineasta que ha tenido acceso ha sido Herzog.


¿Qué valor tienen estos descubrimientos?  Aumentar el conocimiento histórico, evolutivo y antropológico de cuándo la humanidad dio el paso para adaptarse al entorno, a convivir con otros seres vivos, a domeñar la naturaleza y crear un superestructura religiosa y comunicativa, así como a grabar sus recuerdos o realizar sus conjuros en lugares muy específicos; en definitiva a convertirse en el hombre tal y como hoy lo conocemos. La música, el arte figurativo, la fotografía e incluso el cine son en realidad  una especie de comunicación entre humanos destinada al futuro con vocación de evocar el pasado, una invención que sigue evolucionando y avanzando. Cerca del río Ródano se encuentra, según informa Herzog, una de las centrales nucleares más importantes de Francia, a 30 Km. de la cueva en la que se ha creado un microclima ecuatorial, merced al agua recalentada que produce la central y en la que se han introducido cocodrilos que están mutando hacia especies albinas...¿?




No hay comentarios:

Publicar un comentario