Páginas vistas en total

domingo, 1 de mayo de 2016

Aterriza como puedas II












Ficha técnica:


Título original: Airplane II, The sequel
País: Estados Unidos
Año: 1982
Duración:  85 minutos

Dirección:  Ken Finkleman
Guión: Ken Finkleman
Casting: Lynn Stalmaster, Toni Howard & asociados Lisa Freiberger
Dirección de Fotografía: Joe Biroc, a.s.c.
Música. Original: Elmer Bernstein; música adicional, adaptación del escore y dirección de la orquesta: Richard Hazard
Edición: Dennis Virkler
Decorador del set: Robert Gould
Coordinador de especialistas: David R.Ellis


Diseño de Vestuario: Rosanna Norton
Maquillaje: Monty Westmore
Estilista de peluquería: Emma Di Vittorio

Productor: Howard W.Koch
Diseño de producción: William Sandell
Paramount Pictures, Howard W.Koch Production



Intérpretes:



Robert Hays: Striker
Julie Hagerthy: Elaine
Lloyd Bridges: McCroskey
Raymond Burr: Juez
Chuck Connors: el sargento
Rip Torn: Kruger
John Dehner: el comisionado
Chad Everett: Simon
Peter Graves: Capitán Oveur
Kent McCord: Unger
James A.Watson, Jr. : Dunn
William Shatner: Murdock
Stephen Stucker: Jacobs
John Vernon: Dr.Stone
Al White: Witness
Sonny Bono: El Bombero


Sinopsis:


Años después de que salvara heroicamente las vidas de los pasajeros de un avión Jumbo, cuya tripulación cayó intoxicada, Ted Striker trabaja como piloto de pruebas de la nueva Lanzadera lunar. Sin embargo será enviado a una institución mental tras estrellar su nave de pruebas, a pesar de no tener la culpa. Cuando se entere de que el mismo tipo de nave se utilizará para realizar el primer vuelo lunar comercial, escapará e intentará evitarlo por todos los medios.



Comentario:



Seguimos con los disparates de la primera entrega de esta alocada franquicia, con múltiples referencias cinéfilas, -Kubrick, Mel Brooks...-, repetición de gags intensificando la carga de todas las fobias imaginables y todos los roles posibles, (la bella y la bestia, la homosexualidad, la locura, la zoofilia...), ridiculizando todo lo que se cruza en su camino, aunque ha perdido la frescura de la primera entrega dirigida por ZAZ  (David Zucker, Jim Abrahams y Jerry Zucker).

El subtexto consiste en reírse de todo  y de todos, y hasta ahí no hay demasiado que objetar; lo que convence menos son las imágenes tópicas y manidas de que se sirve Ken Finkleman para alcanzar su objetivo, que conectan con los instintos más primarios y menos reflexivos del ser humano. A modo de ejemplo unas enormes tetas moviéndose para ejemplificar la acción de vibrar; un caballo junto a una joven ex-virgen que fuma a su lado, sugiriendo un final placentero de su relación...


No hay comentarios:

Publicar un comentario