Páginas vistas en total

Adsense




lunes, 11 de julio de 2016

Demolición. Jean.Marc Vallée





Ficha técnica:


Título original:  Demolition.
País:  Estados Unidos.
Año: 2015.
Duración:  121 minutos.

Dirección: Jean-Marc Vallée.
Guión: Bryan Sipe.
Casting: Jessica Kelly, Suzanne Smith.
Dirección de fotografía: Yves Bélanger. Color.
Música:
Montaje: Jay M.Glen.
Dirección artística: Javiera Varas.
Decoración del set: Robert Covelman.

Diseño de Vestuario: Lea Katznelson.
Responsable de maquillaje: Rachel Geary.
Peluquería: Adenique Wright.

Productores: Lianne Halfon, Sidney Kimmel, Thad y Trent Luckinbill, John Malcovich, Molly y Russell Smith.
Diseño de producción: John Paino.
Compañías Productoras: Black Label Media, Sidney Kimmel Entertainmen, Right of Wey Films.Mr. Mudd para Fox Searchlight Pictures.


Intérpretes:



Jake Gyllenhaal: Davis,
Naomi Watts:: Karen,
Chris Cooper: Phil,
Judah Lewis: Chris,
C.J.Wilson: : Carl,
Polly Draper: Margot,
Malachy Cleary: Sr. Davis,
Debra Monk: Sra. Davis,
Heather Lind: :Julia,
Wes Stevens: Jimmy.


Sinopsis:



Davis Mitchell (Jake Gyllenhaal) es un exitoso ejecutivo que sufre una grave desconexión emocional tras la repentina y trágica muerte de su mujer (Heather Lind) en un accidente de coche. Aunque su suegro (Chris Cooper) intenta por todos los medios que se recupere, continúa bloqueado y se dedica a desmontar compulsivamente toda clase de objetos. Gracias a la ayuda de Karen (Naomi Watts) y de su hijo, a los que acaba de conocer, Davis empieza a reconstruir su vida.(Filmaffinity)


Críticas:


En la entradilla de su artículo, Carlos Tejada hace un resumen del subtexto de su artículo: Demolición es una metáfora sobre el hombre contemporáneo, sobre su vida construida a partir de la apariencia que acaba saltando por los aires a causa de un fortuito accidente de tráfico. Jean-Marc Vallée firma un consistente film  aunque en ocasiones roza los territorios del artificio." Más adelante se extiende en el desarrollo de su tesis: "Demolition' es en sí una metáfora sobre la vida contemporánea, pero también una metáfora sobre el proceso que inicia Davis tras sufrir un inesperado accidente de tráfico en el que pierde la vida su mujer Julia (Heather Lind). En esos momentos Davis es un alto ejecutivo de la empresa de finanzas que dirige su suegro (Chris Cooper) y propietario junto con su fallecida esposa de una idílica casa de  de diseño en un barrio residencial..." (1) Una metáfora, introducida por un pomposo título, en un  momento en el que ha caído el consumismo por la paralela caída del poder adquisitivo de las masas, por lo que es posible puede llegue un poco tarde o que haga alusión a las causas que nos llevaron donde estamos. Para el hombre de hoy no parece tener tanto sentido.


Una película de Jean-Marc Vallée, interpretada por Jack Gigenhaal, es lógico que provoque expectación. La respuesta de la prensa ha sido positiva, con muchos matices. Luís Martínez  lanza la acusación que podría hacer más daño al film, sintetizada en el título: " El protagonista de Demolición es básicamente Meursault (el protagonista de 'El extranjero' de Camus). Un hombre que, de repente, descubre en la muerte por accidente de su mujer el vacío que le habita." (...) domesticar el gesto del protagonista (notable Jake Gyllenhaal), quizá demasiado agresivo para las grandes audiencias, hace que la película se precipite demasiado pronto por lugares demasiados transitados: el melodrama fácil, la moraleja ad hoc (...) Reducir cada argumento a melodrama de bote arruina parte de los modales violentos del director." (2)

Javier Ocaña, tras anclar el film en el gusto por el inserto de la década de los 60, alaba con desmesura a un autor que con frecuencia nos gusta tanto, como disgusta a otros, aunque Jack Gyllenhaal lo remedie: "la película, aparente drama con toques de comedia negrísima, divertidísima en su condición de terrible, sólo decae un tanto en un núcleo central en el que quizá se acumulan demasiados personajes excéntricos (tres: el protagonista, una madura mujer y un crío con visos de superdotado) y acusa un cierto regodeo en lo extravagante. Sin embargo, con sus semejanzas con El club de la lucha (mucha voz en off, tipo de puesta en escena, desorden narrativo, estado mental de su criatura), Demolición levanta el vuelo con la categoría de las grandes alegorías (La conversación, a la que tanto debe, siempre en la memoria). Aquellas que dejan de lado el cansino realismo para escaparse por la palpitante inverosimilitud que retrata nuestro desconcierto." (3)


Jose Manuel Cuéllar,en el tagline de su artículo, avanza el sentido de su crítica: " Tan laberíntico es el filme que nada habría tenido sentido sin la interpretación, prodigiosa, de Jake Gyllenhaal. Estamos ante un actor de talla gigantesca. De familia cineasta, empezó a actuar a los diez años. Entiende el cine, lo ve venir, cose guiones deshilachados con facilidad pasmosa y mantiene un carisma inalterable. Célebre desde la impresionante «Brokeback mountain», Gyllenhaal alcanza aquí cotas superiores. Su actuación contenida consigue que el espectador vea por dentro su tormento. Es él el que da sentido a un filme complicado y difícil." (4)

(1)  Del vacío existencial. Dirigido por..., julio-agosto 2016, página 31.
(2) "El nihilismo como postureo. Diario 'El Mundo', 30 de mayo de 2016. 
(3)  La pérdida traumática. Diario 'El País', 1 de julio de 2016.
(4)  Crítica de "Demolición": Manual de "autodestrucción. Diario ABC, 1 de julio de 2016.


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario