Páginas vistas en total

La Revelación: Nuevo Nuncajamás

lunes, 11 de julio de 2016

Imparable. Tony Scott.










Ficha técnica: 


Título original: Unstoppable. 
País: Estados Unidos. 
Año: 2010. 
Duración: 101 minutos. 

Dirección: Tony Scott. 
Guión: Mark Bomback 
Casting: Denise Chamian, C.S.A. 
Dirección de Fotografía : Ben Seresin. 
Música: Harry Gregson-Williams. 
Edición: Chris Lebenzon, A.C.E., Robert Duffy. 

Vestuario: Peny Rose. 

Producción: Julie Yorn, Tony Scott, Mimi Rogers, Eric McLeod, Alex Young. 
Co-Productores: Adam Sommer, Skip Chaisson, Lee Trink, Diane Sabatini. 
Productores ejecutivos: Chris Ciaffa, Rick Yorn, Jeff Kwatinetz.
Diseño de producción: Chris Seagers.
20th. Century Fox., Dune Entertainment. Scott Free/Prospect Park Productions. 


Intérpretes: 



Denzel Washington: Frank, 
Chris Pine: Will, 
Kevin Corrigan:Inspector Werner, 
Lew Temple: Ned, Kevin 
Chapman: Dunny, T.J.Miller: 
Gilleege, Jessy Schram: Dancy, 
David Warshofsky: Judd Stewart. 


Sinopsis

Un experimentado ingeniero de ferrocarriles (Denzel Washington) está a punto de ser despedido de su empresa, pero antes conoce al novato (Chris Pine) que lo va a sustituir. La situación cambia cuando un tren lleno de un peligroso combustible empieza a saltarse estaciones a toda velocidad poniendo en peligro la vida de miles de personas .

Críticas:


Cuando esta película se estrenó hace seis años, y nadie sospechaba cómo se iba a producir el fin de este director, hermano de Ridley Scott, muy denostado aunque entrañable para nosotros, un hombre muy querido por el creador de 'Alien' e impulsor del nuevo peplum con 'Gladiator', Imparable nos pareció no solo un film de acción interesante, sino un homenaje a todos aquellos hombres que con su esfuerzo hicieron posible que las distancias se acortaran en el mundo; hoy, con la obra pública casi paralizada mientras se engrosa la deuda que los economistas llaman 'gris', esa que las generaciones que deciden hoy están dejando para  el futuro de unos hijos que nacerán no con un pan bajo el brazo, sino endeudados, nos atrevemos a recomendar la película para aquellos que no pueden disfrutar de las merecidas vacaciones, mientras las carreteras, los ferrocarriles y los aviones que ellos construyeron llevan a los privilegiados de un lugar hacia otro.

La crítica, en contra de lo habitual fue muy generosa con esta película, con la excepción de 'Jordi Costa', el crítico de 'El País' , para quien los hermanos 'malditos' no merecen demasiada consideración: "Los hermanos Ridley y Tony Scott parecen empeñados en encarnar la vieja dialéctica entre el producto de clase A y la serie B para la era del simulacro: la trayectoria del primero -especialmente, en su último tramo- se asienta sobre el espejismo de la película que no tiene que esforzarse en ser buena porque le basta con parecerlo, mientras que el segundo -salvo en los picos de exceso y fascinante desarticulación narrativa encarnados en títulos como Domino (2005)- parece refinar cada vez más la idea de una action-movie ready made. En este sentido, Imparable resulta paradigmática: un producto que se diría facturado por la segunda unidad, pero que proporciona una (más o menos) eficaz simulación autocombustible de acción frenética, sufrida por personajes con apariencia de vida interior. (1) ¿Qué serie de nosotros si no hubiera quien a través de masters o de su columna del periódico se encargara de abrirnos los ojos para que, a pesar de que la película nos hubiera parecido buena, reconociéramos al fin que estábamos equivocados y que era una mierda mainstream?

Reproducimos el artículo de Nando Salvá, un crítico también muy exigente (algo que empieza a ser equivalente a inteligente y bien formado, porque nadie les  exige que se expliquen, aunque la verdad es que tampoco les hacen mucho caso, como a cualquiera de los que escriben o escribimoa), atribuye valores a Tony Scott que van más allá de este film concreto: " Imparable es velocidad, ruido y furia, y pocos directores son tan expertos manejando esos ingredientes como Tony Scott: el hermano de Ridley lleva años usando imágenes desaturadas, nerviosos movimientos de cámara y montajes frenéticos para contar historias como ésta de hombres que tienen que hacer lo que tienen que hacer. (...) desnudado hasta lo esencial, ese estilo visual encaja a la perfección en una película que es toda acción y suspense y metal chispeante, sin pausas ni distracciones.(...)  Y, en todo caso, reconozcámosle a Scott la habilidad para retratar a sus personajes en un par de rápidas pinceladas y aun así capturar la tristeza y la ira y la frustración de sus vidas, y convertirlos en bandera de esos héroes cotidianos que tanto gustan en América, imperfectos hombres de familia dispuestos a arriesgar sus propias vidas en pos de un bien mayor.(2)

El exigente Todd MacCarthy no tiene ningún reparo en sentencia que Imparable es "la mejor película de acción criminal en Dios sabe cuánto tiempo... este thriller lleno de tensión sobre un tren a la fuga exhibe una sencillez que resulta satisfactoria por sí misma  (3)

El resto no se aparta demasiado de esta valoración de un film que consiguió un 86 por ciento de aceptación de la prensa norteamericana (algo entienden del género), una puntuación que rebajó un poco el público (72%), según informa la página Rotten Tomatoes.

Comentario:

Desde Cinelodeon no tenemos la intención de enmendarle la plana a nadie, y reconocemos y defendemos la libertad del artista, cuyo resultado nos puede gustar más o menos, pero este es un criterio muy subjetivo; a mí me costó mucho entender el humor anglosajón, y cuando casi lo consigo me encuentro con esa persona que  todos conocemos gente que todavía se queda perpleja al oir reír al público, mientras mantiene la cara de sello. Cuando en Noviembre de 2010 escribíamos sobre este film decíamos:

"Si en algo es inigualable el cine americano es en la representación de la acción, que está presente en sus mejores manifestaciones artísticas: la action painting, el jazz, pura improvisación, el cine de género...Siempre que se les intenta imitar, se fracasa. El film que nos presenta Tony Scott, Imparable, tiene como protagonista fundamental la acción heroica de dos trabajadores del ferrocarril, que ante una serie de desaguisados, cometida por toda la cadena de producción, y ante el riesgo de que un tren cargado de materias inflamables, que representan un riesgo para la población, descarrile, deciden jugarse la vida. Dos grupos de trabajadores entran en conflicto: los que se han hecho viejos trabajando y son obligados a prejubilarse, reduciendo sus emolumentos y prestaciones sociales y los que al ser jóvenes, carecen de experiencia profesional, pero están mejor preparados, física e intelectualmente, aunque van a cobrar menos y son más rentables para las empresas.

De esto saben mucho los hombres que cada día ven peligrar su empleo. Cierto que una acción heroica no es un paradigma corriente y nubla estas denuncias, pero también el film nos muestra el desinterés por las vidas humanas de unos ejecutivos que juegan al golf mientras se está produciendo una tragedia; sus decisiones están basadas en la rentabilidad económica ( intención de no sacrificar un tren ),pero se verán frustradas por la prensa, que tiene conocimiento de lo que ocurre, incluso antes que ellos, y lo van trasladando a la población, a través de cualquier soporte. Otro detalle interesante es la aglomeración de policías, periodistas y curiosos en general, que no miden el riesgo que corren y que se producen en cualquier suceso,como si de un espectáculo se tratara.

La belleza visual que consigue Tony Scott en un medio poco proclive a ella, como son los ferrocarriles, y la hermosa fotografía mantienen el interés del espectador en lo que ocurre en la pantalla; abundan los planos subjetivos, gracias a los cuales todos somos el tren que discurre a gran velocidad por la vía . Por tierra y cielo se amontonan los efectivos de ayuda: nadie está inactivo. Definitivamente Tony Scott se pone, visualmente, a la altura de su hermano Ridley Scott. Alguien ha dicho que es un film kleenex, que pasas un buen rato y luego te olvidas, pero algunos espectadores, que aún puedan pagar el precio de la taquilla,se sentirán identificados con los problemas económicos de sus protagonistas."

Nadie sospechaba en 2010 que en 2016 seguiríamos sin encontrar la salida de la crisis que comenzó dos años antes del estreno de esta película. Los que han sobrevivido para contarlo, a diferencia del realizador, habrán podido comprobar que su observación de la realidad no sólo era correcta sino incluso premonitoria. Las diferentes reformas laborales (parece que la plalabra reforma suena siempre a modernidad) han hecho posible que hoy trabajen un padre y su hijos, o sus dos hijos, o la mujer, para ingresar lo mismo  que antes llevaba a su hogar el pater familias, el hombre honesto y trabajador, fordiano, que ya no saca carbón de la mina, entre otras cosas porque no es rentable, sino que conduce modernos convoyes de ferrocarril, come lo que su mujer le prepara y lleva en su 'mochila'o su 'bolsa'; recordemos 'Qué verde era mi valle', una película de Ford en la que si había una chuleta de carne era para el hombre que bajaba a la mina. Hoy las mujeres se han incorporado al trabajo, aunque el número de hombres maquinistas  es mayor; Tony Scott nos hace ver que el futuro está en la colaboración de la experiencia y el ímpetu de la juventud, ya que todos está en el mismo saco y padecen las mismas torturas.

Un film para aquellos a los que les guste el cine de acción y además puedan entender algo de sectores sociales totalmente desconocidos. Podéis encontrar el film en Youtube, gratuito.


(1) El tren fantasma. Diario 'El País', 12 de Noviembre de 2012.
(2) 'Imparable' , heroísmo a toda máquina, El periódico, 12 de noviembre de 2010.
(3) Unstoppable: Fil Review- The Hollywood Reporter, 11 de julio de 2010.






No hay comentarios:

Publicar un comentario