Páginas vistas en total

miércoles, 10 de agosto de 2016

Frente al Mar.Angelina Jolie.








Ficha técnica, sinopsis, cartel, crítica, fotografías, trailer. (Pinchad aquí).

Comentario:


Alguien ha hablado de indigestión de cine europeo, y algo de eso hay, además de una triste incompetencia, siendo mujer, para hacer un retrato fidedigno de una fémina que ha abandonado su profesión de ¿ vedette de music-hall ?, -no se clarifica-,  que padece una serie de alucinaciones cuya causa se oculta al público como un secreto inconfesable  en un cofre de siete llaves, sin dar ninguna pista  al espectador, hasta tal punto que lo mantiene durante más de dos horas atrapado en el tiempo, inmerso en un bucle en el que se repiten todas y cada una de las situaciones sin cesar.La protagonista femenina, con su cara de pepona pelinaranja y los ojos más pintados que la muñeca Anabel (la del 'Expediente Warren' que luego se independizó) , se muestra como una mantis religiosa que fagocita al marido y al actor con una pose de esfinge gélida  e impenetrable (le debe parecer una actitud interesante a la realizadora) que no tiene ninguna explicación plausible y que, a pesar del daño que produce en su pareja, un escritor que ya no puede escribir, sólo beber y sufrir. adopta la pose de una víctima inexplicable, una impedida física y mental.



El final es francamente ridículo, así como el voyeurismo  que preside ese pedazo de la historia con una fase de resolución del conflicto que da ganas de llorar. No puede conmover porque  no existen referentes de un conflicto semejante en la realidad, y lo único que consuela es pensar que esta película tiene mucho más de pedantería que de autobiografía. Por otra parte el film es una buena muestra del carácter alienante de lo que llamamos amor, que hace que el protagonista de 'Seven', 'Guerra Nundial Z' y otras muchas películas que demostraron que era algo más que una cara bonita. como ocurrió con Alain Delon, y  lo afirmaron como un buen profesional, haya aceptado un papel tan patético y se haya puesto al servicio de su mujer que se desprestigia a la par con bodrios como éste,



De nada sirve el bello paisaje  ni la luz resplandeciente, propia del Mediterráneo, que acaba produciendo, no sólo hastío, sino la extraña sensación de estar atrapado con Angelina Jolie y su máscara pinturrajeada, en un cuarto que ya no nos parece ni bonito, mirando siempre, como en una tortura china el mismo trozo de playa, hacia la que, al comienzo de la película, han colocado la mesa del escritor entre los dos (marido y mujer). El papel de lugareño que desempeña Niels Arestrup , Michel, el dueño del Bar Keeper, es francamente lamentable; sólo un turista sin pretensiones puede ver las cosas de esta manera; en un periodo muy breve de tiempo traba amistad con Roland (Brad Pitt), porque, como la mayor parte de los espectadores desea huir de una habitación que abandona al alba.

No soy partidaria de destrozar de esta manera una película, especialmente cuando se pone detrás de la cámara una mujer, pero hay que reconocer que, si quería emular a Haneke, Kubrick o Polansky narrando relaciones tóxicas y sórdidas, le ha salido bastante mal. Además no da una perspectiva femenina del subtexto que emerge al final, sólo está ahí, como una estatua de sal, de la que si sabemos algo es a través de la mirada del marido.




No hay comentarios:

Publicar un comentario