Páginas vistas en total

martes, 11 de octubre de 2016

Los pequeños fockers. (Ahora los padres son ellos). Paul Weitz.









Ficha técnica:


Título original: Little fockers.
País: Estados Unidos.
Año: 2010
Duración: 98 minutos

Dirección: Paul Weitz.
Guión: John Hamburg y Larry Stuckey,  basado por los personajes creados por Greg Glienna y Mary Ruth Clarke.
Casting: Joseph Middleton, c.s.a.
Dirección de Fotografía: Remi Adefarasin, b.s.c.
Música: Stephen Trask
Edición : Greg Hayden, Leslie Jones, a.c.e. Myron Kerstein.
Director artístico: Thomas T. Taylor.
Diseñador del set: Barbara Mesney.
Decorador del set: David Smith.

Diseño de Vestuario:Molly Maginnis.

Productores: Jane Rorenthal, Jay Roach, John Hamburg.
Productores ejecutivos: Daniel Lupi, Meghan Livers, AndrewMeano, Nancy Tenenbaum, Ryan Kavanaugh.
Diseño de  producción: William Arnold.
Compañías. Productora: Paramount Pictures & Universal Pictures, asociado con Relativity Media para Tribeca/Everyman Pictures


Intérpretes:


Robert De Niro: Jack Byrnes,
Ben Stiller: Greg Focker,
Owen Wilson: Kevin,
Blythe Danner: Dina Byrnes,
Jessica Alba: Andi,
Teri Polo: Pm Focker,
Harvey Keitel: Randy Weir,
Laura Dern: Prudence,
Dustin Hoffman: Bernie Focker,
Barbara Streidsan_ Roz Focker,


Sinopsis:



Tercera entrega de la 'franquicia' que comenzó con 'Los padres de ella' y 'Los padres de él'. Los Fockers tienen mellizos: un niño y una niña y tras superar miles de obstáculos durante diez años, que le va creando su suegro, Greg Focker (Ben Stiller) ha logrado, por fin, tener una relación más o menos normal con Jack (Robert de Niro). Pero ésto es sólo aparente y se manifiesta cuando Greg consigue un empleo en una compañía farmacéutica,y de nuevo hemos de soportar la desconfianza del ex-agente de la CIA. Con motivo de la fiesta de cumpleaños de los mellizos, Greg debe demostrar al escéptico Jack que ya está preparado para ser el hombre de la casa.


Comentario:



" Acuerdos y desacuerdos, chascarrillos más o menos recurrentes y previsibles, mensajes de amistad y concordia sin grosores máximos y escatologías mínimas… y una agradable sensación de déjà vu carente de pretensiones, que convierte a “Ahora los padres son ellos” en el más flojo peldaño de la trilogía, sin duda, pero a estas alturas de año ─y de las necesitadas carreras de algunos de los participantes─, poco más podemos pedir. Correcto." (José Arce. "Ahora los padres son ellos": La saga continúa. La Butaca.net). 

La continuación de una comedia exitosa, 'Los padres de ella', y el intento de exprimir el limón hasta no dejar una gota de su jugo; convertir en franquicia pequeños roces de la estructura familiar, es un error inmenso. Lo que en principio parecía dotado de ciertas dosis de causticidad e ironía, acaba irritando, convertido ya en estereotipo; empieza a resulta insoportable. La sumisión del yerno, con pequeñas venganzas a través de las cámaras que su suegro esconde por cualquier lugar de la casa, las bromas con su apellido, la confusión entre progresia y 'despiporre', o receptáculo de valores conservadores y orden, que abarca desde la limpieza del hogar, la corrección en el vestir y las buenas formas, son muy pero que muy cursis. Las humillaciones a que el insoportable ex-agente de la CIA somete a su yerno, no sólo no tienen gracia, son difíciles de soportar. 

No es que el film que ahora presentamos sea el más flojo de la saga, sino que llega ya con todos los recursos agotados. El espectador despistado, que pretensa pasar un rato de evasión sin más complicaciones, y haya tenido la suerte de no ver las dos películas anteriores de la saga , está de enhorabuena: las bromas le sonarán a nuevas y atrevidas y los personajes se le harán más soportables. El film ha recibido varias nominaciones a los premios Razzie, algo que se enmarca en la misma visión del mundo del norteamericano medio. Aquí, a muchos, no nos interesa. Los cameos de películas que supusieron hitos históricos en la carrera del divo Robert De Niro son constantes en la saga,- Taxi Driver, El Padrino -,  y de otros actores de origen italiano como Al Pacino y su Scarface, jalonan la saga, y algún homenaje descafeinado a 'Tiburón' de Steven Spielberg; sería exagerado decir que el cine busca en esta ocasión sus referentes. Busca más bien la sonrisa fácil del público.






No hay comentarios:

Publicar un comentario