Páginas vistas en total

domingo, 13 de noviembre de 2016

El sargento de hierro. Clint Eastwood.







Ficha técnica:


Título original: Heartbreak Ridge.
País: Estados Unidos.
Año: 1986.
Duración: 126 minutos.

Dirección: Clint  Eastwood.
Guión: James Crabatsos.
Casting: Robert Benton.
Dirección de Fotografía: Jack N. Green.
Música: compuesta y dirigida por Lennie Niehaus.Editor: Donald Harris.
Edición: Joel Cox.
Coordinador de especialistas: Wayne Van Horn.
Diseñador del set: Robert Sessa.

Estilista de peluquería: Kathy Blondell.
Maquillaje: Tom Case.

Productor: Clint Eastwood.
Productor ejecutivo: Fritz Manes.
Diseño de producción: Edward Carfagno.
Compañías: Warner Bros.Pictures, Malpaso Productions


Intérpretes:


Clint Eastwood : sargento de artillería Tom Highway
Marsha Mason: Aggie,
Everet McGill: Mayor Powers,
Moses Gunn: Sargento Webster,
Eileen Heckart: Teniente Marv,
Bo Svenson: Roy Jennings,
Boyd Gaines: Teniente Ring,
Mario Van Peebles: Stitch,
Arlen Dean Snyder: Choozoo,
Vincent Irizarry: Fragetti,
Ramon Franco: Aponte,
Tom Villard: Profile,
Mike Gómez: Quinones,
Rodney Hill: Collins,
Peter Koch: "Swede" Johanson,
Richard Venture: Coronel Meyers,
Peter Jason: Mayor Devin,
...


Sinopsis:


No hay una guerra por la que luchar. Sin embargo, el sargento de artillería Tom Highway (Clint Eastwood), un hombre con cara de perro, reliquia de pasadas batallas, aún tiene mucha guerra que dar. Además de interpretar a Gunny, Eastwood dirigió y produjo esta película que cuenta la historia de un veterano marine que, en su último servicio militar antes de retirarse, ve cómo su agitada vida llena de baches se complica aún más gracias a reclutas gamberros (entre ellos a Mario Van Peebles, oficiales que lo quieren todo al pie de la letra y una sarcástica ex-mujer (Marsha Mason), por la que todavía se siente atraído. Obedece al sargento -El sargento de hierro- y disfruta de un agitado espectáculo, tosco pero eficaz, de la mano de un  gran artista en plena forma.


Críticas:


Como ocurre generalmente la crítica reacciona de forma muy positiva ante cualquier producción a cuyo frente se sitúe el famoso cascarrabias. Luís Martínez, a la sazón crítico de 'El País' informa de que "Eastwood ejerce de sargento chusquero. Pronto, lo que amenaza con precipitarse  por los adustos terraplenes del heroísmo cuartelero adquiere la desengañada violencia de las vidas derrotadas. Interesante." Fernando Morales, del mismo periódico, sentencia que "Aunque su guión no es nada original, Eastwood supo escoger los suficientes detalles sórdidos para hacer un filme sumamente interesante."

Comentario:


Clin Eastwood más Clint Eastwood que nunca se desmadra  con una jerga vulgar, ramplona, masculinista, propia de un hombre que se siente portador de valores eternos y que tiene una misión: convertir a los soldados bajo su mando en auténticos hombres, mostrando total indiferencia ante los enemigos muertos, legando a disfrutar del  placer de fumarse los puros que guardan en sus bolsillos. Este es el espíritu populista, anti-universitario y defensor de principios muy elementales que inspiran la nueva era de Donald Trump, que en sus discursos ensalza el espíritu de los veteranos a los que desea resarcir del olvido de los últimos tiempos y devolverles el lugar y el prestigio que a su juicio se merecen. Por otra parte el cineasta nunca ha ocultado la simpatía por el magnate y la coincidencia ideológica en lo único que se mantiene en el director de 'Sin perdón' a lo largo de su carrera: la defensa del individualismo frente a cualquier causa colectiva, la filantropía ejercida según su propio criterio, y la defensa de la ley del Talión, devolviendo ciento por uno. Todo ello unido a la rudeza en el uso de un vocabulario vulgar que contrasta con la elegancia en las formas más superficiales.

Cine para hombres, que defiende los principios masculinistas por antonomasia, que tiene mucho  que ver con los atributos masculinos y la procacidad del lenguaje. No es preciso señalar el  papel que juegan las mujeres.




No hay comentarios:

Publicar un comentario