Páginas vistas en total

miércoles, 4 de enero de 2017

Comancheria. David Mackenzie. Comentario.





Ficha técnica, sinopsis, fotografías, premios, críticas, cartel y trailer. (Pinchad aquí).


Comentario:

'Comanchería' es un film brillante, ecléctico, que toma prestados elementos de la road movie, de la buddy movie, del cine de los 80, que le permiten crear una mirada poética, romántica, nada demagógica de la conciencia de indignación contra los bancos y los poderes financieros que han provocado la crisis más profunda y duradera del capitalismo de la que no se ha podido salir sin hacer retroceder al ciudadano occidental, el ombligo del mundo, más de cincuenta años. Un giro final brillante dejará a dos hombres frente a frente, sin que quede claro qué camino tomarán en el futuro. La música de Nick Cave contribuye a crear un aura de extraña simpatía en torno a los delincuentes, que evocan a sus predecesores, hijos de la crisis del 29, Bonie and Clyde,  y a la pareja de fugitivas que huyen en su coche hacia el precipicio, a las que dio vida Rdiley Scott en Telma y Louise.

Una imagen de los 80 que constrasta con una realidad propia de la crisis del siglo XXI, y que personajes y contexto se encargan de hacer notoria, provocando auténticos e inteligentes gags que arrancan las risas del público, en gran medida cómplices y sufridores de circunstancias parecidas a las de los protagonistas, que también gozan de la connivencia y la simpatía al otro lado de la pantalla. Coincidimos plenamente con la opinión de David Rooney  quien cree que: "el británico David Mackenzie sigue su ardiente drama de 2013 Starred Up, con una inmersión profunda en la America arquetípica contra viento y marea; una película de suspenso, moderna, occidental que combina muchas ventajas de la película anterior. Entre ellas se incluyen, sobre todo, la violencia inquietante y la textura de arena, junto con una visión compasiva de una historia que observa los códigos de conducta de hombres dañados en un mundo roto (...) Interesante " contextualización social dentro de un medio desangrado por los banqueros, actuaciones sudorosas, dirección apretada e imágenes sugerentes que mantienen un drama convincente."


Mackenzie consigue dotar de romanticismo a unos delincuentes que roban bancos, pero a los que protegen unos ciudadanos de los midlands americanos, que recorren los atracadores seguidos por otros ciudadanos amantes del orden. La pareja de policías formada por Marcus Hamilton (Jeff Bridges) y su compañero Alberto Parker (Gil Birmingham), no consigue los testimonios necesarios para atrapar a los ladrones vivos e impedir una masacre, mientras los ganaderos que con frecuencia invaden las carreteras e interrumpen el tráfico se quejan de sus condiciones de trabajo, más apropiadas para el siglo XIX y totalmente anacrónicas en pleno siglo XXI. Todos celebran el que se robe a un ladrón y están dispuestos a otorgarlos cien años de perdón.

Una discurso formal que buscando el extrañamiento del espectador, al ubicarlo en un mundo trasnochado, consigue hacer relevante las circunstancias por las que atraviesa la humanidad en el cambio de era, convirtiendo el film en una denuncia absolutamente actual y moderna, sirviéndose de un relato audiovisual que fluye sin contratiempos hacia una desenlace brillante que concluye en la buddy movie más tradicional y a la vez más viva. Magníficos los cuatro actores que desempeñan el papel de policías (rangers), Jeff  Bridges y Gil Birmingham, y los dos atracadores de bancos, Chris Pine y Ben Foster, que luchan por salir de la pobreza que ha arraigado en su familia durante generaciones.

Un film sorprendente, moderno, actual, tragi-cómico, romántico, innovador a pesar de las apariencias, que se disfruta sin estridencias, un hecho al que colabora la música sugerente y evocadora de Nick Cave. Todo un acierto con el que da comienzo el nuevo año.



No hay comentarios:

Publicar un comentario