Páginas vistas en total

martes, 11 de abril de 2017

La llegada. Denis Villeneuve. Blu-ray.






JUEGO DE SUMA CERO


Ficha técnica:


Título original:  Arrival.
País: Estados Unidos.
Año: 2016.
Duración: 116 minutos.

Dirección: Denis Villeneuve.
Guión: Eric Heisserer, basada en 'Story of Your Life' de Ted Chiang.
Casting: Francine Maisler, C.S.A.
Dirección de Fotografía: Bradford Young, a.s.c.
Música: Jóhann Jóhannsson.
Edición: Joe Walker, A.C.E.
Dirección artística: Jean-Pierre Paquet, Robert Parle.
Decorador del set: Paul Hotte, André Valade.
Coordinador de especialistas: Marc Desourdy.
Supervisor efectos visuales: Louis Morin.

Diseño de Vestuario: Renée April.
Responsable de maquillaje: Gillian Chandler.
Asistentes del estlista de peluquería: Marie Cristine-Cormier y Sandro di Gioacchino.

Productores: Dan Levine, p.g.a., Shawn Levy, p.g.a-, David Linde, Karen Lunde.
Productores ejecutivos: Glen Blasner, Dan Cohen, Karen Lunder, Eric Heisserer, Tory Metzger, Milan Popelka, Stan Wlodkowski.
Diseño de producción: Patrice Vermette.
Compañías: SONY PICTURES/RELEASING INTERNATIONAL & STAGE 6 FILMS, presentan Stage 6 (Sony Company), asociadas con Filmnation Entertainment y Lava Bear Films (Reliance Entertaiment Company) Twenty-One  Laps Entertainment Production,; distribución: FilmNation Entertainment.


Intérpretes:



Amy Adams : Dr. Louise Banks,
Jeremy Renner : Ian Donnelly,
Michael Stuhlbarg : Agente Halpern,
Forest Whitaker : Coronel Weber,
Mark O'Brien :  Capitán Marks,
Sangita Patel : Newscaster 1,
Tzi Ma : General Shang,
Abigail Pniowsky : Hannah,
Nathaly Thibault : Gala Guest,
Todos los créditos en Imdb.


Sinopsis: 


Cuando naves extraterrestres comienzan a llegar a la Tierra, los altos mandos militares contratan a una experta lingüista (Amy Adams) para intentar averiguar si los alienígenas vienen en son de paz o suponen una amenaza. Conforme la mujer aprende a comunicarse con los extraterrestres, comienza también a experimentar flashbacks extremadamente realistas que llegarán a ser la clave que dará significado a la verdadera razón y gran misterio de esta visita extraterrestre... Adaptación del relato corto "The Story of Your Life" del escritor Ted Chiang, ganador de los reconocidos premios de ciencia ficción Hugo y Nebula.


Crítica:


Luís Martínez resume su artículo para el diario 'El Mundo', diciendo que: "Ahora todo es más luminoso. Ingenuo, claro y hasta pop. Toda la primera parte de la cinta discurre por la pantalla de manera deslumbrante. Y deslumbrada. Villenueve tensa con sabiduría los hilos que unen la imaginación del espectador con la imaginería de los mundos lejanos. Son nuevos sí, pero se parecen demasiado a nuestros sueños. Hipnótica, brillante, cautivadora. Más discutible es la ampulosidad con la que resuelve buena parte de la última mitad del metraje. Por momentos, la renuencia del director a dejarse llevar, el empeño en forzar demasiado la voz, le obliga a abundar en los subrayados innecesarios, en los mensajes engolados y así hasta desembocar en un giro final ciertamente discutible." (1)




El tomatometer de Rotten Tomatoes, consultadas 54 reseñas de diferentes medios, da un índice de aceptación del 100%, mientras la expectativa del público es del 99%. La crítica norteamericana parece dar la razón a estos datos. David Rooney de 'The Hollywood Reporter', un periódico que solemos tomar como referente de la prensa norteamericana, sostiene que : ""Con una interiorizada interpretación de Amy Adams rica en profundidad emocional como eje, se trata de un drama adulto de ciencia ficción que sostiene el miedo y la tensión mientras toca la fibra sobre temas como el amor y la pérdida."



(1) El fascinante aroma de los extraterrestres. Diario 'El Mundo', 1 de septiembre de 2016.

Comentario:



La característica más notoria que define al equipo del que se rodeó Denis Villeneuve, un director que ha demostrado su capacidad en películas de acción y dramas psicológicos y reales (Incendies, Enemy, Sicario, Prisioneros) y que ha recibido una lección de humildad, tras ponerse al frente de un filme de ciencia-ficción, calificado por Marcos Muñoz (1) como la antipelícula de invasiones extraterrestes, es la arrogancia y la altivez inmanentista, con pretensiones de elegancia y reflexión profunda; lo peor que puede sucederle a quien elabora un discurso es que acabe representando ante todo a él mismo. Denis Villeneuve quiso hacer un relato visual minimalista, en el que ni los 'bichos' ni el sonido se elevaran por encima del conjunto, y al hacer esto dejó desgarradoramente sola a Amy Adams, la Doctora Banks, indefensa ante una imagen mental difícil de asimilar y a la que no se puede atribuir verosimilitud situándola en un contexto ficticio.

No hay nada en el film, nada, que no responda a la visión etnocéntrica del hombre frente a los visitantes de otros planetas: los supuestos sonidos artificiales (vientos que imitan a los naturales) que no pueden ser realizados de otra manera que con recursos artificiales, terrícolas por supuesto; lo mismo ocurre con el material con que  está construida la 'nave', por llamar así a una simple estancia con una enorme pantalla blanca al fondo, y, desgraciadamente, apenas tiene una presencia significativa una de las ideas rectoras del género: la de que somos un mundo sin un único líder, por el que transitan los capitales y se localizan las empresas, previamente deslocalizadas dejando en el paro a millones de personas, pero se levantan murallas para evitar la libre circulación de los hombres, una idea que supo representar como pocos  Robert Wise en 'Ultimatum a la Tierra'  en 1951, con recursos más escasos de los que dispone cualquier realizador en la actualidad.

Despojado el ambiente de cualquier ornamente considerado superficial, sin ruidos con el objetivo de que nos llegue la idea rectora del film, -una reflexión sobre la vida, la muerte o dios -, ocupa un lugar central el discurso de la lingüista que habla de sistemas semasiográficos, a un público que probablemente no ha oído hablar jamás de un código constituido por  imágenes que reflejan escenas más o menos complejas sin correspondencia con una expresión concreta, logogramas (semáforos, emoticonos, carteles que asignan un lavabo a un género determinado...), y otros que responden a convenciones establecidas por la sociedad. Todo este sistema complejo que equipo y actores aprendieron sobre la marcha tiene un problema: no podemos evitar el contemplar cualquier cosa que veamos en nuestro entorno con una visión etnocentrista. Un octópodo es un simple pulpo, cuyo cuerpo se asemeja a la estatuilla de los Óscars; cuando se expresan echan tinta y forman círculos (las formas geométricas básicas, creadas por el hombre,  son el triángulo el cuadrado y el círculo, salvo que  creamos que son obra de una deidad superior omnipresente cuya existencia es infinita y previa a la hominización) . La imagen de una figura geométrica flotando en el cielo tampoco es original, ya la imagino Magittre, y nadie ignora que el silencio puede perturbar más que el sonido. Recordemos aquel cuento de Narciso Ibañez Serrador, en la serie 'Historias para no dormir', en el que un viejo relojero despierta alarmado cuando todos los relojes se detienen y sustituyen su estruendoso tic-tac por la nada, mensajera de la muerte. El sonido del canto de un pájaro da calidez a este espacio cerrado y mide la presencia o ausencia de contaminación.



Lo malo no es imitar a los demás, decía Picasso, lo malo es imitarse a uno mismo, y eso no lo ha hecho hasta ahora Villeneuve. Estas imágenes de Magritte demuestran que el realizador y su equipo no fueron los primeros en crear estas formas geométricas flotantes. El primero en incorporar estas ilusiones surrealistas al cine fue James Cameron en Avatar.

Denis Villeneuve no solo ha elegido un enfoque minimalista, sino un background inspirado en Terrence Malick, por lo que su relato es una mezcla de trascendencia e inmanentismo muy peligrosa (ya que ambos términos parecen incompatibles). ¿Quién viene a buscarnos con 3000 años de antelación y nos advierte de que nos necesitará cuando pase ese tiempo? Para hacer que nos cuestionemos, en definitiva, qué haríamos si supiéramos, por ejemplo, que vamos a tener un hijo que va a morir pronto, e incluso nos permitiera ver nuestro sufrimiento de antemano. Nos introduce en un discurso en el que una lingüista propone como el procedimiento más eficaz para establecer comunicación con los alienígenas es enseñarles a leer y escribir, llegando a describir las partes de la gramática, que muchos pueblos de la Tierra desconocen. Entramos de lleno en el terreno de la verosimilitud del discurso del género con una metáfora cuyo fin es representar la realidad, y es, en este terreno, en el que 'La llegada' se aleja de las películas de ciencia-ficción mucho más difícil de abordar de lo que parece, como reconoce el propio Denis Villeneuve. Jeremy Renner desempeña un papel secundario, de apoyo a Amu Adams..





 Montañas flotantes en Avatar de James Cameron.



No hay huellas, ni señales de contaminación, ni emisiones sonoras o luminosas; el aprendizaje del 'lenguaje' de los recién llegados proporciona a los hombres la posibilidad de viajar a su antojo en el tiempo, del mismo modo que nuestros ojos recorren en todas las direcciones un palíndromo sin cambiar el significado. Y en este sentido este film se acerca más a la metafísica de Terrence Malick que a la ficción de Ridley Scott, con el que trabajó Villeneuve y en cuyas formas alienígenas se inspiró. Alien dejo una fuerte impronta en el cine de ciencia-ficción, de la que no ha podido emanciparse el director de Incendies. El contacto de la Doctora Banks con esa especie de monolito faliforme nos aproxima intelectualmente a la única película de ciencia-ficción que hizo Stanley Kubrick: '2001: Una Odisea del Espacio.'





No hay comentarios:

Publicar un comentario