Páginas vistas en total

La Revelación: Nuevo Nuncajamás

sábado, 15 de abril de 2017

Un buen corazón. Dagur Kári.




Ficha técnica:


Título original: The Good Heart.
País: co-producción Dinamarca/Islandia/Estados Unidos/Francia/Alemania.
Año: 2009.
Duración: 95 minutos aprox.

Dirección: Dagur Kári
Guión: Dagur Kári.
Casting: Kerry Barden,Paul Schnee.
Dirección de Fotografía: Rasmus Videbaek DFF.
Música: Slowblow; supervisor: Colby Trane.
Edición: Andri Steinn Gudmundsson.
Diseño de sonido: Kjartan Kjartansson, Ingvar Lundberg.
Director artístico: Linda Slofónsdóttir, Matthew Munn.
Decoración del set: Anna Katharina Drechsler.

Diseño de Vestuario: Helga Rós V. Hannam.
Maquillaje: Ásta Hafthórsdóttir.; efectos especiales: Stefán Jörgen Ágústsson.


Productores: Skúli Fr. Malmquist, Thor S. Sigurjónsson.
Productor ejecutivo: Sigurjón Sighvatsson. Robin O'Hara, Scott Maculay.
Diseño de producción: Hálfdan Pedersen.
Compañías:  Zik Zak Filmworks Production, asociadas con Ex Nihilo, Forensic Films, Network Movie & ZDF/ARTE, Nimbus Film Shortcut, Palomar Pictures, Wild Bunch y el apoyo de Canal+ , Danish Film Institute, Eurimages, Nordic Film & TV Fund, The Icelandic Film Centre, The Icelandic Ministry of Industry Energy and Tourism.  AltaClassics.

Intérpretes:


Paul Dano: Lucas,
Brian Cox: Jacques,
Isild Le Besco: April.


Sinopsis:


Lucas es un joven de buen corazón que vive en una caja de cartón debajo de un puente de Brooklyn. Sin perspectivas para el futuro, intenta suicidarse, pero como con todo en la vida, acaba fallando. Mientras se recupera en el hospital, tiene que compartir la habitación con Jacques, un malhumorado propietario de un bar que acaba de sufrir su quinto infarto. Decidido a que su bar siga funcionando, y consciente de que sus días están contados, Jacques toma a Lucas bajo su maltrecha ala y lo instruye en las reglas decididamente misteriosas por las que él se rige. Lamentablemente para Lucas, el método pedagógico preferido preferido de Jacques consiste en gritar,despotricar y tirar cosas. Algunas de sus estrictas normas incluyen no tener nuevos clientes, no confraternizar con ellos y,la más importante, nada de mujeres. Su amistad se ve puesta a prueba cuando la aturrullada April entra en el bar y Lucas insiste en que tienen que ayudarla. 


Comentario:


NO ESTAMOS AQUÍ PARA SALVAR A LA GENTE, 

SINO PARA DESTRUIRLA


Desde la primera línea del relato, Dagur Kári deja claro que su interés no es hacer pasar un buen rato a los espectadores, ni acercarlos a la miseria en que vive la white trash americana, un tópico cinematográfico ya viejo, que retrató Joseph Renau en su 'American way of life', por la única razón de que  su historia se desarrolla en Brooklyn. Quiere que nos metamos en la piel de estos hombres y mujeres, que escuchemos los latidos de su corazón, y que entendamos de una vez, en sintonía con el finlandés Kai Kaurismäki, que en medio de la oscuridad, en un mundo privado de color y de magia, habita una persona, y a veces 'una buena persona'; no siempre. El cine renuncia a una de sus funciones, la de entretener, y busca hacernos reflexionar acerca de que detrás de los gestos más insólitos pueden haber verdaderas justificaciones. Cuando April (Isild Le Besco) entra en el Bar de Jacques, en una noche lluviosa, temblando de frío, y Lucas le pregunta qué quiere, ella responde : Champán. Pero poco apoco el espectador va advirtiendo dos líneas en la narración: una superficial y bromántica a la par que misógina, casi en tono de comedia, -así lo ven algunos merced al agrio carácter de Jacques, interpretado por Brian Cox, aunque Paul Dano carece de la vis cómica de Charlot -; y la otra que circula  por debajo, en el subtexto, que nos trae el recuerdo de tantos cuentos clásicos (Hansel y Gretel) en los que un viejo cuida de un joven desamparado para acabar comiéndoselo. La secuencia inicial favorece este relato útil para los malpensantes.

Dagur Kári renuncia al tono amable del cuento, por muy ejemplarizante que sea, y, nos hace entender que, a veces, unos cartones son más cálidos que alguna habitación como la de Jacques, a la que se accede atravesando la del viejo misántropo, enfermo del corazón, que cuida del joven, como si fuera su hijo. Pero Lucas sigue protegiéndose bajo la cama como hacía cuando era un 'sin techo' y se metía en un agujero que había construído con restos encontrados en la vía pública, que lo protegía de la vista de los viandantes. No le falta ironía al realizador islandés y plantea una alternativa rocambolesca al pobre Lucas: casarse con la ex-azafata y volver a la calle; o renunciar a ella y quedarse en el tenebroso local. La vida de Jacques transcurre sin otro calor que el que le proporciona el alcohol y las letras de neón de su bar, más, aunque se muestra como un misógino, varios detalles, entre ellos el fin de la película, nos pone al tantodel engaño. Sus personajes son esos cuya trayectoria parece justificar todos los males, ya que ser humano sólo significa estar protegido de las enfermedades con las vacunas, de los cacos con los guardias de seguridad, de los accidentes con el mejor coche, de los asaltos con guardias de seguridad... Los que duermen en los cajeros de los bancos se han merecido su suerte y lo que les pueda caer.

Paul Dano contribuye poderosamente a la imagen que busca Dagur, y a Brian Cox no le va mal el de hombre fuerte y cínico. Jacques está enfermo del corazón y espera otro para el trasplante, lo que le hace temer que en el cambio de este órgano básico va a variar también su modo de ser, el que le hace aparecer como un cascarrabias, mientras que el joven, al perder a April se ha vuelto malhumorado, ha perdido su bondad. un sentimiento de tristeza que le hace envejecer de repente y deja más huellas en su cuerpo que el paso del tiempo que se traduce en la edad. Lucas se casa con April y, mientras Jacques espera un corazón que sustituya el suyo, reflotan el bar, pero el destino les tiene reservada una mala pasada convierte una tragicomedia chaplinesca en una auténtica tragedia clásica, Se han dicho muchas bobadas acerca de este film,  ha sido clasificado como indie (Paul Dano es un actor del género), aunque recrea un clima sórdido y guarro, e incluso se le ha colocado la etiqueta de mainstream, a pesar de lo sórdido del tema que trata y de la pobre financiación,en la que intervinieron un gran número de instituciones:$343.818. Todo vale para salir del paso.





No hay comentarios:

Publicar un comentario