Páginas vistas en total

La Revelación: Nuevo Nuncajamás

lunes, 5 de junio de 2017

El retorno del Dr. Phibes.








Ficha técnica:


Título original: Dr. Phibes Rises Again.
País:
Año:1972
Duración:

Dirección: Robert Fuest.
Guión: Robert Fuest &  Robert Blees, basado en los personajes creados por James Whiton & William Goldstein.
Casting: Sally Nicholl.
Director de Fotorafía: Alex Thompson.
Música: John Gale.
Editor: Tristan Cones.

Supervisor de Vestuario: Ivi Baker Jones.
Diseño de Vestuario de Vulvania: Brian Cox.
Maquillaje: Trevor Crole-Rees.
Peluquería: Bernadette Ibbetson.

Productor: Louis M.Heyward.
Productores ejecutivos: Samuel Z.Arkoff, James H.Nicholson.
Compañías productoras:American International Picture


Intérpretes:


Vincent Price: Dr. Phibes,
Robert Quarry: Biederbeck,
Valli Kemp: Vulnavia,
Hugh Griffith: Ambrose,
John Thaw: Shavers,
Keith Buckeley: Stewart,
Lewis Fiander: Baker,
Gerald Sim: Hackett,
Milton Reid: Manservant,
PeterJeffrey: Trout,
John Gater: Waverley.
PeterCushing: Capitán,
Beryl Reid: Miss Ambrose,
Terry-Thomas: Lombardo,
Fiona Lewis: Diana.


Sinopsis:



El Doctor Phibes quiere devolver a la vida a su amada esposa Victoria y para ello deberá surcar el Río de la Vida que fluye en el interior del templo de Isis. Con el fin de lograrlo no reparará en nada y cometerá una serie de atroces crímenes, ayudada por la bella robot Vulnavia.


Comentario:


Cuando comentamos la primera entrega de una película que acabó iniciando una saga hablamos de  su director Robert Fuest, un cineasta británico, y a la par guionista y diseñador de producción que sobresalió en el cine de terror, de suspense y fantástico, un trabajo que hizo compatible en un periodo de su vida con el de baterista de una banda de apoyo de Chris Barber y George Melly. A principios de los setenta diseñó sets para diferentes programas de TV; su trabajo para Peter Hammond ejerció una gran influencia en su estilo visual que le ofreció nuevas oportunidades en la pequeña y la gran pantalla.

Su primera película, como guionista y director, fue "Just Like a Woman", realizada en 1967, protagonizada por Wendy Craig, un film que atrajo la atención del productor de 'Los Vengadores', que lo contrató para dirigir siete episodios. Pero fue con " El Abominable Dr. Phibes " (1971) y su secuela "Retorno del Doctor Phibes" (1972), que él co-escribió,, y "El Programa Final" (1973). And Soon the Darkness ( Y de pronto la oscuridad, 1970), un thriller de suspense, muy aclamado por la crítica, pero de escaso éxito comercial, con un guión de Brian Clemens y Terry Nation. Con posterioridad hizo The Devil's Rain ("La lluvia del diablo", 1975), una película de terror filmada en México, que recibió críticas muy mordaces.supusieron el fin de su carrera en el cine, quedando relegado para siempre al trabajo anónimo de la televisión. Este retiro obligado favoreció su retorno a su pasión por la pintura (había expuesto en la Royal Academy desde 1951) y también dio clases en la London International Film School . Wikipedia).

La primera entrega de esta locura creó un abominable criminal, un serial killer, capaz de imaginar las muertes más horrendas para sus víctimas, entre las que había una conexión: todos participaron en el intento de salvar a su esposa, Victoria, herida gravemente en un accidente del que él tampoco salió bien parado, debiendo cubrir en adelante su rostro con una máscara, lo que obliga a Vincent Price a hablar a través de un artilugio conectado a una gramola, sin mover la boca y expresando cualquier emoción o sentimiento por medio del movimiento de los músculos de la cara,

Los crímenes se adaptan a las plagas que el dios de los hebreos envió contra los infieles de Egipto, para obligarlos a liberar a su pueblo de la esclavitud. Faltaba la última, relacionada con el mundo de las tinieblas, cuyo objetivo es devolver la vida a la esposa muerta, cuando determinados planetas entren en conjunción. De nuevo Robert Fuest hace gala de su imaginación truculenta, y el maléfico doctor, animado por su orquesta diabólica, formada por muñecos, y con la ayuda de una hermosa robot, volverá a ingeniar la forma más misántropa y brutal de deshacerse de quien se pone en su camino y desbarata de alguna manera sus planes. El Dr. Phibes no es un hombre es un monstruo que renace de entre los muertos guiado por el resentimiento y con un único objetivo: asesinar a todo el equipo médico que atendió a su esposa y  recobrar el amor de su vida. Una idea tan romántica como utópica, ya que la mujer, transportada en un féretro que es una réplica del morro del Rolls Royce, conserva toda su belleza y esplendor, mientras él es un mal remedo de un muerto viviente. Un renacer que se produce en off visual y que no dio lugar a otra secuela.



No hay comentarios:

Publicar un comentario