Páginas vistas en total

sábado, 8 de julio de 2017

The Eye (Visiones). David Moreau y Xavier Palud.










Ficha técnica:


Título original: The Eye
País: Estados Unidos.
Año: 2008.
Duración: 97 minutos.

Dirección: David Moreau, Xavier Palud.
Guión: Sebastián Gutiérrez; remake de Oxide Pang Chung, Danny Pang.
Casting: Nancy Mayor Battino, C.S.A. y Kelly Martin Wagner.
Fotografía: Jeffrey Jur, A.S.C.
Música: Marco Beltrami; supervisor : Jay Faires.
Edición: Patrick Lussier.
Coordinador de especialistas: Peter King,
Dirección artística: Naython Vane.
Decoración del set:

Diseño de Vestuario: Michael Dennison.
Diseño de Maquillaje: Blair Leonardo,
Diseño de Peluquería: Lorraine N.Alex.

Productores: Paula Wagner, Don Granger, Michelle Manning.
Diseño de producción: James Spencer.
Productor ejecutivo: Mike Elliott, Peter Chan, Roy Lee, Doug Davison, Michael Paseornek, Peter Block, Tom Ortenberg, Darren Miller..
Compañías productoras:  Lionsgate, Paramount Vantage, asociadas con Vertigo Entertainment;  Emon Entertainment.


Intérpretes:


Jessica Alba: Sydney Wells,
Alessandro Nivola: Dr. Paul Faulkner,
Parker Posey: Helen Wells,
Rade Serbedzija: Simon McCullough,
Rachel Ticotin: Rosa Martínez,
Obba Babatunde: Dr. Haskins,
Danny Mora: Miguel,
Chloë Grace Moretz: Alicia,
Brett A.Haworth: Fantasma de hombre,
Kevin K: Tomi Cheung,
Tamlyn Tomita: Mrs. Cheung,
Esodie Geiger: Enfermera,
...

Sinopsis:


Sidney Wells (Jessica Alba) es una violinista ciega que se somete a un transplante de córnea para recuperar su visión. Tras la operación, empieza a tener unas terroríficas y sobrecogedoras visiones. ¿Quién fue su donante de órganos? El Doctor Faulkner (Alessandro Nivola) cree que todo es fruto de su imaginación, pero las visiones fantasmagóricas cada vez se intensifican más. Son reales y sólo Sidney las puede ver. A veces las visiones se convierten en realidad y poco a poco irá entendiendo que lo que ve no es el resultado de disfunciones visuales causadas por la operación, sino imágenes de fantasmas, razón por la que la chica quiere averiguar de quién son las córneas que le han transplantado, para interpretar las terroríficas imágenes que se le aparecen, con la ayuda del Doctor Faulkner. El film es un remake del film 'The Eye' (Jian gui, 2002), dirigida por los hermanos Oxide y Danny Pang.


Críticas:


La crítica ha sido bastante negativa en general, con alguna excepción. La nota media que le otorga Filmaffinity, pulsada la opinión de 5.038 usuarios, ni siquiera llega al aprobado, 4,8. Rotten Tomatoes es, incluso, más dura: consultadas 78 reseñas, el índice de aceptación de la prensa que reflejan es del 22%; la valoración del público es abrumadora: tras pulsar la opinión de 303.423 usuarios, el resultado es del 43%.

Si pasamos de las valoraciones cuantitativas a las cualitativas, recogidas en su momento por Filmaffinity, leemos cosas como ésta: ""Es como si, en la enésima fotocopia de un filme de terror japonés, la tinta se hubiera secado." (Leah Greenblatt, Entertainment Weekly); "Su hábil esfuerzo consigue un miedo efectivo hasta que, de alguna manera, se empantana en la explicación del argumento." (Dennis Harvey, Variety); "Lo que los hermanos Pang lograron con un poco de talento para enfocar y condensar la historia de terror, en este remake falla." (Jeannette Catsoulis, The New York Times). Curiosamente, Francisco Marinero (diario 'El Mundo', de forma un tanto soprendente, le coloca un 3 sobre 5, con el argumento de que es mejor que su modelo, tanto en lo que se refiere al guión, la puesta en escena el trabajo de los actores . Debe estar pensando en el protagonismo de una española. Jessica Alba. Mucho más incisivos son los espectadores, cuya posición se refleja en el propio título de su escrito para Filmaffinity: " Mucho eye con ver esta película, pero que mucho eye ." (antipseudo); I'See Foll People (Victor); 'Vedla hasta el final por lo menos (The Crow)...


Comentario:


Disentimos de la opinión de Dennis Harvey de Variety de que la habilidad de los directores consigue un miedo efectivo hasta que, de alguna manera, se empantana en la explicación del argumento. El argumento es sencillo y queda planteado desde los primeros pasos de la película: el subtexto cuestiona el trasplante de órganos, especialmente los superiores, porque consigo llevan parte de la experiencia vital del donante, hasta el extremo que cabe  plantearse si vale la pena recobrar la vista, si ello supone cargar con semejante herencia. El mundo de las brujas hace su aparición, aunque para ello haya que trasladarse a un medio atávico y ancestral en las entrañas de un país visto por los norteamericanos menos cultivados como supersticioso e ignorante.  La chica convence al médico que la acompaña en su travesía a los infiernos.

El resultado en este film ecléctico, con elementos del cine de terror y de ciencia ficción (aunque los transplantes son una realidad no las consecuencias que se derivan), es verdaderamente un fiasco y habremos de preguntarnos por qué. Los cineastas franceses  David Moreau y Xavier Palud, hijo del realizador Hervé Paul, fallan rotundamente en el manejo del lenguaje audiovisual y en la construcción de una diégesis medianamente aceptable. Ni la música de Beltrami, ni el sonido a cargo de Chris Barron, o los efectos especiales, contribuyen a generar tensión, y mucho menos la edición sin sentido, la  incorporación de iconos del género (muertos en transición hacia no se sabe donde, acompañados por seres de otro mundo, fantasmas, reconstrucción de escenarios de tragedias), ni la riqueza del encuadre, favorecen que surja la magia y se cree un momento, aunque sólo sea un momento, de terror. Puede que haya sectores del público que puedan sentir miedo en algún momento, pero no son precisamente aquellos que militan en el género y que pueden acudir al cine llamados por un 'boca a boca' (últimamente funciona mucho) a favor del film. El presupuesto estimado fue de $600.000, en realidad bastante modesto y no se puede afirmar rotundamente que sacaron poco provecho de él, pero sí podemos afirmar que hay algunos equipos que con menos dinero, y equipos menos notables han logrado una iconografía sobresaliente que les ha catapultado para futuras producciones más ambiciosas. El tema de los trasplantes ya no sugiere ninguna inquietud.

El terror es un género en el que se mueven eralizadores que pasan a engrosar las listas de directores de culto, muchos de ellos amparados por productoras bizarras como 'La Troma' , o que han triunfado con películas de serie B muy efectivas, como 'Posesión Infernal' de San RaimiDavid Moreau y Xavier Palud llegan cargados de pretensiones y se quedan a mitad de camino. Este fin de semana su película se ofrece por la revista Tiempo, junto con su publicación semanal y el film 'Bienvenidos a Grecia'; es posible que muchos lectores de la revista, que no sean fans del género, puedan sentir miedo con el film;  que otros deseen adquirir la película para agruparla con las que de un modo u otro no han logrado sus objetivos, Para unos y para otros está disponible la cinta, a precios más que aceptables.



No hay comentarios:

Publicar un comentario