Páginas vistas en total

La Revelación: Nuevo Nuncajamás

domingo, 24 de septiembre de 2017

El club de los incomprendidos. Carlos Sedes





Ficha técnica:


Título original: "El club de los incomprendidos."
País: España.
Año: 2014.
Duración: 104 minutos.

Dirección: Carlos Sedes.
Guión:  Cristóbal Garrido (Alma), Ramón Campos (Alma), Gema R.Neira, Adolfo Valor, basado en la novela de Blue Jeans "¡Buenos días princesa"!
Casting: Sara Bilbatua
Dirección de Fotografía: Jacobo Martínez.
Música: Federico Jusid y Ale Martí.
Edición: Julia Juanatey.
Director artístico: Juan Pedro de Gaspar.
Sonido: Sergio Burman, Alex F.Capilla, Nacho Royo-Villanova.

Diseño de Vestuario: Anna Pons.
Maquillaje: Paty López.
Peluquería: María Collazo.

Productores: Mercedes Gamero, Mikel Lejarza, Ramón Campos, Teresa Fernández-Valdés.
Productores ejecutivos: Ramon Campos y Teresa Fernández-Valdés., Ricardo García Arrojo (de Atresmedia)
Director de producción: Pepe Ripoll.
Compañías productoras:  Deaplaneta, Atresmedia cine, Bambu, Canal +, , con el apoyo del Ministerio de Cultura, la subvención de AGADIC (Agencia Galeigade Industria Culturais)


Intérpretes:


Charlotte Vega: Valeria,
Alex Maruny: Raúl,
Ivana Baquero: Meri,
Michele Calvó: Elisabeth,
Andrea Trepat: Ester,
Jorge Clemente: Bruno,
Patrick Criado: César,
Yon González: Rodrigo,
Raúl Arévalo: Martín,
José Ángel Egido: Director,
Lluis Homar: chófer de Raúl,
Aitana-Sánchez-Gijón: Madre de Valeria,
...


Sinopsis:


Tras la separación de sus padres, Valeria , (Charlotte Vega), debe trasladarse a Madrid junto a su madre. El primer día en su nuevo Instituto, Valeria tiene una disputa con una compañera y se ve obligada a asistir a varias reuniones con un psicólogo, donde conocerá a un grupo de compañeros incomprendidos que cambiará su vida.


Crítica:



Lo más notable del film que dirige el debutante gallego Carlos Sedes, financiado por organismos oficiales y grandes plataformas españolas de cine y televisión es que el título de una película por primera vez en este país retrata bien la realidad que representa, incluyendo al propio equipo de realización: "No hay Dios que entienda esto", ni se comprende qué han visto los sesudos hombres y mujeres que dirigen compañías tan 'exigentes' para financiar el proyecto. A lo mejor, si nos lo explican, lo entendemos.

En primer lugar es difícil saber en que tipo de institución educativa nos encontramos para poder entender por qué todos los alumnos son tan pijos y los profesores tan paternalistas, en especial el psicólogo que encarna Raúl Arévalo. También necesitamos entender por qué una joven que desembarca en este centro en el que la diversidad es una quimera, a pesar de que haya góticos, inhibidos, hijos de parejas rotas, etc. y entre ellos , 'voilà!, un adolescente multimillonario, nieto de un matrimonio que tiene hoteles y centros de ocio, que a su vez es patrón de veleros, conduce coches de cualquier tipo, tiene casas frente al mar y disfruta de lujos impropios de su edad. Suponemos que, a pesar de estar estudiando la secundaria, es mayor de edad; en caso contrario sería un ilegal, como los amigos de la prota que cantan en el metro y discurren por la ciudad en unos patines sujetos al guardabarros de un coche que circula a toda velocidad.

No se profundiza en los temores de los jóvenes, que, salvo en una excepción, no pasa de tener miedo a suspender, engordar, sufrir los ataques de los compañeros, que también se dan y otras simplezas del estilo. Pero lo más chocante es la forma de contar este especie de historia, que viene a demostrar que en este país es posible que se haya producido una invasión de extraterrestres a los que no acabamos de de entender, o que los alienígenas somos quienes no acabamos de ingresar en este 'club de los incomprendidos'.





Javier Ocaña prefiere centrarse en la búsqueda de referencias, que es una forma de dar categoría al producto aparentando que lo hundes. Y las encuentra para mi perplejidad en "El club de los cinco "(John Hugues, 1985), Todo en un día" (Hugues, 1986), o " Las ventajas de ser un marginado" (Stephen Chbosky, 2012) y "El club de la lucha", ni más ni menos que del hipevalorado David Fincher, aunque concluye guardando la ropa al afirmar que el director gallego debutante que "tratamiento posterior, las aportaciones propias y, lo peor, la mezcla en la batidora referencial de relatos y productos de muy distinta condición y dramaturgia no alcancen una identidad más allá del fuego artificial."1






Antonio Weinrichter encuentra referencias en una sitcom: "El director se permite una escena de «posado» (la escapada de la parejita al pazo en la playa) bastante vergonzante, y toma prestado el sofá de la serie «Friends», quizá por aquello de buscar filiaciones (¿de una sitcom?), pero lo cierto es que tampoco desafina demasiado cuando se decide a montar las imágenes según las palabras y los gestos de sus esforzados actores."

Jordi Batlle Caminal hace un análisis lapidario: "Seis personajes creados por Blue Jeans, seudónimo de Francisco de Paula, seis alumnos de instituto (cuatro chicas, dos chicos) con problemas de inadaptabilidad social (mínimos, a tenor de lo que se ve por ahí), dan el salto a la pantalla en esta comedia romántica que enaltece el amor, la amistad y el buen rollo con altas dosis de sentimentalismo, psicología de parvulario y caligrafía de teleserie, que es de donde proceden director y guionistas." 3

El resto de las críticas mantiene este clima, con alguna excepción, una actitud que se corresponde con la de un público que la suspende claramente (4.2), tras pulsar la opinión de 2603 usuarios de Filmaffinity.

En cuanto a la forma sobra decir que la película es convencional, que sigue las pautas estéticas y estilísticas de las series televisivas, algo lógico en un realizador que ha conseguido algunos éxitos para la televisión gallega, en series como 'A vida por diante', y otras para TVE : "Desaparecidas" o "Guante blanco", en la que se confía casi exclusivamente en el atractivo de unos chicos y chicas jóvenes, entre los que se oye, por supuesto, el título de una novela de cinco tomos: ¡Buenos días princesa! Un relato lineal sin grandes riesgos.


1 Cóctel de referencias. Diario 'El País', 24 de diciembre de 2014.
2 Crítica de 'El club de los incomprendidos: Grande ser joven, Diario ABC, 24 de diciembre de 2014.
3 'El club de los incomprendidos': alma de telenovela. Diario 'La Vanguardia, 24 de diciembre de 2015.

No hay comentarios:

Publicar un comentario