Páginas vistas en total

Johnny B.Zero

domingo, 7 de enero de 2018

Asylum: el experimento.Brad Anderson



CUANDO UNO DESCUBRE IDENTIFICA EL MAYOR MIEDO DE UNA PERSONA , HA DESCUBIERTO LA CLAVE DE SU LOCURA Y EL MODO DE CONTROLARLA.

Ficha técnica:


Título original: Stonehearst Asylum.
País: Estados Unidos.
Año: 2014.
Duración: 112 minutos.

Dirección: Brad Anderson.
Guión: Joe Gangemi, basado en una historia de Edgar Allan Poe.
Casting: Kate Dowd.
Dirección de Fotografía. Thomas Yatsko.
Música: John Debney.
Edición: Malcolm Jamieson, Brian Gates.
Decorador del set: Paolo Faenzi.
Diseño y supervisor de sonido: Leon Bender y Bill Dean.

Diseño de Vestuario: Thomas Oláh

Productores ejecutivos: Vocki Christianson, Cami Winikoff, David W.Higgins, Avi Lerner, Lati Crobman, Christa Campbell.
Diseño de producción: Alain Bainèe.
Compañías productoras: DeAPlaneta, Icon Productions, Sobini Films, Millenkum Films


Intérpretes:


Kate Keckinsale: Eliza Graves,
Jim Sturges: Edward,
David Thewlis: Mickey Finn,
Brendan Gleeson: Alienist,
Ben Kingsley: Silas Lamb,
Michael Caine: Benjamín Salt,
Sinéad Cusack: Mrs. Pike,
Jason Fleming: Swanwick,
Sophie Kennedy Clark: Millie,
Guillaume Delaunay:  Timbs.


Sinopsis:



Edward Newgate es un joven médico que acaba de licenciarse en Harvard y consigue trabajo en el manicomio Stonehearst., doctor Lamb (Ben Kingsley) Además de él, todo el equipo médico es nuevo en el centro, pero no termina de fiarse de ellos. En el manicomio conoce a la joven Eliza Graves, (Kate Beckinsale),  de la que se enamora. Los métodos del director sorprenden al recién llegado, ya que los enfermos hacen vida común con los empleados. Adaptación del relato de Edgar Allan Poe titulado "El sistema del Dr. Tarr y el profesor Fether".


Lo que se dice:



No hay en absoluto unanimidad en la valoración del filme que dirige Brad Anderson ('El maquinista', protagonizada por Christian Bale, el año 2004; Transsiberian, 2008...). En España no se ha detectado la presenia del film, por lo que se ha de recurrir a la prensa extranjera para conocer la opinión de los críticos de los grandes periódicos, cuando estas Navidades se ha incluido en la programación de algunos videoclubs se plataformas de televisión privadas. El Tomatometer de la Página Rotten Tomatoes da un índice de aceptación de los críticos los periódicos del 54 %, un aprobado muy justo, otorgado por  52 reseñas. El público la suspende con un 49%, pulsada la opinión de más 5,000 usuarios.




Dennis Harvey señala una contradicción importante: un elegante reparto británico, un film bien ejecutado que sin embargo no ha sabido conectar con el escritor de Baltimore, Edgar Allan Poe. 1 Betsy Sharkey mantiene una posición intermedia, y afirma que parece que Brad Anderson pretende hacer un film surrealista psico-pop, aunque el resultado es más insípido que insano. 2 Pero no falta quien afirma que el film está varios puntos por encima de la típica película de loqueros, entre ellos Reex Reed (The New York Observer') . 3





Crítica:


Brad Anderson sitúa esta extraña película acerca de la locura y su tratamiento en instituciones cerradas, antiguamente llamadas manicomios, que practicaban, no hace mucho, métodos muy parecidos a los que se  exhiben en la película. La historia comienza con una exhibición ante los futuros psiquiatras de ciertas prácticas y sus resultados en la Universidad de Oxford, durante el curso académico de  1899, que intentaban curar dolencias como  la histeria femenina, basada en teorías de Freud, a la que dedicó un film Tanya Wexler, que se llamó simplemente, Histeria,  realizada en 2011, o enfermos afectados de pseudología fantástica o mentirosos compulsivos, a los que el cine ha dedicado más de una película.





Parece claro que Brad Anderson concluye demostrando que todos tenemos cierto grado de locura, y un talón de Aquiles, un punto de vulnerabilidad que intentamos esconder a los demás. Lo que ya no deja tan claro son los movimientos de poder  que se producen en cualquier sociedad en la que unos locos, que creen ser más eficientes y bien formados que los demás, son, de tanto en tanto, sustituidos por aquellos que han sido víctimas de sus manejos, con frecuencia de gran dureza, que no dudan en utilizar procedimientos dudosos,  mientras son acusados de la misma locura. Un giro final no parece arreglar las cosas y ni aporta tensión, ni clarifica el significado del relato. Parece que la corrección y la elegancia no son factores suficientes para generar tensión.





1. Reseña de 'Stonehearst Asylum. Variety,
2. Reseña de'Stonenhearst Asylum, de aire gótico, pero ausente de terror'. Los Angeles Times.
3. 'Stonehearst Asylum' es la mejor película de manicomios desde 'Bedlam'. The New York Observer, 22  de octubre de 2014.




No hay comentarios:

Publicar un comentario