Los viajeros de la noche. Kathryn Bigelow. Crítica.




Ficha técnica:


Título original: Near Dark.
País: Estados Unidos.
Año: 1987.
Duración:  94 minutos.

Dirección: Kathryn Bigelow.
Guión: Kathryn Bigelow y Eric Red.
Dirección de Fotografía:  Adam Greenberg. Color.
Música: Tangerine Dream.
Montaje:  Howard E.Smith. 

Producción: Steven Charles-Jaffe.
Diseño de producción: Stephen Altman.
Compañías: Near Dark Joint Venture
.





Kathryn Bigelow

Intérpretes:

Adrian Pasdar: Caleb Cotton,
Jenny Wright:  Mae,
Lance Henriksen: Jesse Hooker,
Bill Paxton: Severen,
Janette Goldstein: Diamondback,
Joshua John Miller: Homer,
Tim Thomerson: Loy Cotton,
Marcie Leeds: Sarah  Cotton,
Bill Cross: Sheriff Eakers,
Kenny Call: Ayudante del Sheriff,
Ed Corbett: El taquillero,
Troy Evans:  El Agente.


Sinopsis :



Un joven cowboy, seducido por una chica nueva en la ciudad, descubre que ha sido mordido por un vampiro. Lentamente se convierte en una criatura de la noche, una raza compuesta por hombres y mujeres que vagan sin rumbo, alimentándose con la sangre de sus víctimas. Frente a estos zombis vampiros, sólo queda una cosa: "rezar para que salga la luz del día". 


Crítica:



Habían transcurrido seis años desde su opera prima, cuando Kathryn Bigelow aborda este nuevo proyecto: una película de vampiros sin  que jamás se les denomine con este nombre, situándose en un terreno de indefinición, todo un signo de los tiempos según Antonio José Navarro.

A finales de la década de los sesenta el cine gótico de vampiros estaba en franca decadencia, y entrada ya la de los ochenta dominaba una visión nostálgica,como evidencian Noche de miedo (Tom Holland,1985), Jóvenes ocultos (Joel Schumacher, 1987), El ansia (Tony Scott, 1983) o Entrevista con el vampiro (Neil Jordan, 1994), películas en las que se establece una clara relación entre el sexo y la muerte. El film de la realizadora norteamericana, que mezcla géneros como el western y terror, fue saludada por Jonathan Rosenbaum como la primera película 'Hillbilly' vampire movie, "resultado  de un contexto cultural, al que se suma el creciuente miedo al sida: un joven es mordido en una relación sexual por una chica y  le infecta con el virus del vampirismo. El dilema moral se resuelve dentro de unos parámetros convencionales, ya que Caleb (Adrian  Pasdab) jamás da el paso de morder y asesinar, sino que se suministra de sangre a través de las venas de Mae (Jenny Wright), y finalmente son salvados por el padre del chico, un veterinario que representa los valores del midwest.

El crítico valora que en esta película pesan más  los miedos y  las fantasías reaccionarias que el talento de sus creadores.




Comentarios