Páginas vistas en total

Johnny B.Zero

sábado, 10 de febrero de 2018

Gente poco corriente. Griffin Dunne.



SOMOS LA SUMA DE TODOS LOS QUE HEMOS CONOCIDO: TÚ CAMBIAS A LA TRIBU Y LA TRIBU TE CAMBIA A TÍ,  'EX MALO BONUM', DICE OSBORNE: NO HAY MAL QUE POR BIEN NO VENG..


Ficha técnica:


Título original: Fierce People.
País: Estados Unidos.
Año: 2005.
Duración: 107 minutos.

Dirección: Griffin Dunne.
Guión: Dirk Wittenborn, basado en su propio libro.
Casting: Amanda Mackey Johnson, C.S.A., Cathy Sandrich Gelfond, C.S.A.,Wendy Weidman Sig de Miguel; Lynne Carrow, C.S.A. y Susan Brouse, C.S.A.
Dirección de Fotografía: William Rexer.
Música: Nick Laird-Clowes.Joel C. High, Tracy Mcknight.
Edición: Allyson C.Johnson.
Dirección artística: Marck Ricker,
Coordinador de especialistas: Scott Ateah, Ryan Ennis.
Coordinador Departamento artístico: Andrew Emde.
Decorador del set: Dominique Fauquet-LeMaitre.

Diseño de Vestuario: Monique Prudhomme.
Responsable de maquillaje: Jayne Dancose.
Responsable de peluquería: Sherry Linder Gygli.

Productores: Nick Wechsler, Griffin Dune.
Productores ejecutivos: Dirk Wittenborn, Ogden Gavansky, Keith Addis, Michael Paseornek, Michael Burns, Tom Ortenberg.
Diseño de producción: Mark Ricker.
Compañía productora: Industry Entertainment. Distribución: Lionsgate.






Intérpretes:



Diane Lane: Liz Earl,
Anton Yelchin: Finn Earl,
Donald Sutherland: Ogden C.Osborne,
Kristen Steward: Maya,
Elizabeth Perkins: Mrs. Langley,
Paz de la Huerta: Jilly,
Chris Evans: Bryce.


Sinopsis:



Liz (Diane Lane) en un esfuerzo por salir de las drogas y arreglar su vida, abandona Nueva York para trasladarse con su hijo Finn a la casa de campo del rico Señor Osborne (Donald Sutherland). Finn se adaptará rápidamente a la nueva  vida: ropa cara, automóviles, caballos, sexo y drogas. Liz comienza a asistir a reuniones de Alcohólicos Anónimos y a convertirse en una madre cariñosa que se esfuerza por corregir sus errores y recuperar el amor y la confianza de su hijo. Desafortunadamente, las cosas comienzan a descontrolarse y el muchacho empieza a ver que la riqueza y las amistades adquiridas tienen un precio.


Lo que se dijo:


Este film no levanto ninguna polémica, ni despertó interés, cuando se estrenó en España.

Crítica:


Este fin de semana un diario español ha lanzado al mercado 'Gente poco corriente' de Griffin Dunne que comienza como una feel good movie en la que una mujer que actúa como mater familias de una familia monoparental, a causa de un divorcio, como es lo habitual. El film comienza in medias res y nos mete de lleno en  esta situaciónpor lo que desconocemos los antecedentes que llevan a esta mujer a convertirse en una yonky y una alcohólica, que, de pronto, es invitada por un millonario, Ogden C.Osborne (Donald Sutherland), lo que, en apariencia, supone una mejora de estatus, pero, en realidad, lo único que provoca es la reducción  del círculo social en el que se desenvuelve el hijo, en el que las diferencias sociales son más evidentes que en una ciudad como New York, en la que se impone e anonimato y, en la que si un individuo así lo desea, jamás conoce a los hombres poderosos del lugar, si no quiere hacerlo. El padre de los nietos de Osborne fue tiroteado y quedó en coma en este medio reducido porque era rico, pero el mismo tratamiento pueden recibir los que son pobres con el objetivo de desagraviar al perjudicado. Por una razón u otra Maya y Finn no pueden relacionarse con sus padres.




Finn Earl, protagonizado por el malogrado Anton Yelchin, muerto a los 27 años en un desgraciado accidente, es hijo de un antropólogo que se rige por las leyes morales de un pueblo primitivo, e involuntariamente se convertirá en el héroe de la tragedia que ciertos representantes de las clases altas tienen reservada a quienes intentan utilizar atajos para acceder a su situación privilegiada, en un mundo en el que, quien posee el dinero odia a quien le supera en capacidad, una cuestión que comienza a tomar fuerza en la teoría. El experto en antropología, el médico, no puede competir con el fabricante de plomo porque su riqueza es inherente a su persona y no existe fuera de él o ella. Pero  serán los propios argumentos intelectuales los que se volverán contra el que los predica.




El film termina con una especie de emulación del enfrentamiento de Cómodo y Marco Aurelio, una eclosión de envidia por el protectorado que el millonario ejerce sobre el 'criado' advenedizo, al que no le saldrá gratis cuando se despierte con toda su acidez la lucha de clases, la verdadera protagonista de esta historia. El argumento  débil, la venganza en cualquier ser que un rico considera inferior del asesinato de su padre, aunque la causa más inmediata sean los celos. La reacción, en su día, de Francisco Marinero, fue que estábamos ante un film independiente muy convencional, un folletín de episodios tan inverosímiles como truculentos; olvida que Finn es un chico que ve la vida a través de las teorías de un padre que habla de tribus primitivas , un progenitor al que ni siquiera conoce.





No hay comentarios:

Publicar un comentario