Páginas vistas en total

Johnny B.Zero

martes, 1 de mayo de 2018

Cuando Harry encontró a Sally. Crítica.





ficha técnica:


Título original: When Harry Met Selly.
País: Estados  Unidos.
Año: 1989.
Duración: 92 minutos.

Dirección: Rob Reiner.
Guión: Nora Ephron.
Casting: Jane Jenkin.
Dirección de Fotografía: Barry Sonnenfield.
Música: Marc Shaiman, Harry Connick, Jr.
Edición: Robert  Leighton.

Diseño de Vestuario:
Maquillaje: Barbara Lorenz.

Productores: Rob Reiner, Andrew  Scheinman.
Producción asociada: Nora Ephron.
Diseño de producción: Jane Musky.
Compañías. Productoras: Castle Rock Entertainment, Nelson Entertainment.


Intérpretes:


Billy Crystal: Harry Burns,
Meg Ryan: Sally Albright,
Carrie Fisher: Marie,
Bruno Kirby: Jess,
Steven Ford: Joe,
Lisa Jane Persky: Alice,
Michelle Nicastro: Amanda Reese,
Harley Jane Kozak: Helen,
Kevin Rooney: Ira,
Franc Luz: Julian,
Tracy Reiner: Emily,
Kyle Heffner: Gary ,
Gretchen Palmer: Azafata,
Robert Alan Beuth: Pasajero.


Premios


  • 1989: Nominación al Premio Óscar al mejor guion original (Nora Ephron). 
  • 1990: Nominación al Premio BAFTA  al mejor guion original (Nora Ephron). 
  • 1990: Premio ASCAP  a la mayor taquilla (Marc Shaiman). 
  • 1990: Premio American Comedy  al mejor actor principal cómico - Cine (Billy Cristal) y a la mejor actriz principal cómica - Cine (Meg Ryan).


Sinopsis:



Harry Burns (Billy Cristal) y Sally Albright (Meg Ryan) son dos estudiantes universitarios que se conocen por casualidad, cuando ella se ofrece a llevar Harry en su coche. Durante el viaje hablan sobre la amistad entre personas de diferente sexo y sus opiniones son absolutamente divergentes: mientras que Harry está convencido de que la amistad entre un hombre y una mujer es imposible, Sally cree lo contrario. A pesar de ello, pasan los años y su relación continúa







Crítica:



Pablo Kurt (Filmaffinity) se suma a la crítica de una comedia que se intenta comparar con las obras de Woody Allen, de las que, de hecho, imita el clima envolvente de la música clásica americana, que tanto gustaba al director judío, la forma de vestir casual de Meg Ryan que evoca a Diane Keaton, y la forma de vida neoyorquina, que inspira la valoración del crítico: "La comedia americana de los ochenta (con permiso de Woody Allen) tuvo aquí su mejor y más entrañable exponente. Meg Ryan y Billy Cristal se embarcan en una relación que les llevará por diferentes etapas a través de los años en este encantador film sobre la amistad, la guerra de sexos y la vida misma. La química entre los dos protagonistas no ha sido superada por comedia conocida desde la fecha, y el famoso gag del orgasmo ni tan siquiera es lo mejor de un brillantísimo guión de una comedia imprescindible."

Rob Reiner nos aproxima a la realidad de unos jóvenes de clase media, con un nivel de vida alto, pofesionales liberales para quienes las relaciones sentimentales, con demasiada frecuencia quedan en segundo plano. Una serie de parejas mayores aparecen como conectores de las historias en las que los protagonistas y sus amigos triunfan y fracasan en relaciones de pareja, hasta que llegan al equilibrio, a terminar sus días con una persona que ha demostrado que puede ser un buen amigo amigo, aunque no se imponga esa gran pasión con la que uno sueña cuando es joven. Una constante de la comedia de Reiner.





No hay comentarios:

Publicar un comentario