Andrew Stanton. Wall-E






En los tiempos que corren Pixar Animation Studios está produciendo films notables, distribuidos por Walt Disney con muy buena acogida de la crítica y el público. Wall-e es un magnífico ejemplo de lo que decimos, y muy recomendable tanto para niños como para adultos, que alcanzarán un mayor disfrute al comprenderla mejor. Andrew Stanton, nos trae a la pantalla un enfrentamiento entre dos mundos: el que nos hemos encargado de arruinar y del que como consecuencia hemos tenido que marcharnos, y en el que queda un solo superviviente, distopía que a muchos les gusta imaginar en el cine de ciencia-ficción; frente a él otro más moderno en el que la mujer, medio robot-medio ciborg, post-humana y tecnológica, enérgica y combativa y de disparo fácil, fascina a su oponente 'masculino'. Wall-e es un tierno robot, fabricado en serie y programado para formar parte de un 'batallón de limpieza' de residuos la tierra; viejo y aherrumbado, cumple a la perfección con su rol masculino de productividad, y cada día, tras alimentarse de la luz solar, sale a cumplir su inútil trabajo de retirar chatarra y amontonarla, hasta formar auténticos rascacielos, en un mundo abandonado. 

Como máquina desprecia los objetos de lujo que encuentra, siempre acompañado de ese insecto tan difícil de exterminar que es la cucaracha, único ser que ha sobrevivido a la hecatombe. Eva (nombre bíblico de la primera mujer ) es un bonito robot, nuevo, que viene a la Tierra en misiones de reconocimiento para detectar cualquier signo de renacimiento de vida; es agresiva, dispara como un vaquero y tiene forma de huevo. Se enamora de Wall-e, pero su relación es de igualdad, incluso le intimida con su belleza y 'juventud'. Los humanos ociosos han engordado tanto que no pueden ni caminar, y viven en un mundo artificialmente agradable, del que desean salir. Es uno de los filmes más bonitos y agradables que se ha podido ver en las últimas temporadas. El cine ya no es sólo una ventana abierta al mundo, como decía Chabrol, sino un instrumento para la transformación del mismo y la difusión de nuevos valores que contribuyan a la felicidad del hombre.'




Comentarios