El western. Sergio Leone. Hasta que llegó su hora.









La construcción del ferrocarril cambió el mundo y favoreció el desarrollo del capitalismo y el bienestar de la población, pero tuvos orígenes criminales; Hasta que llegó su hora, de Sergio Leone, es un film de culto que inspiró a Anton Corbijn en su película El americano, que llevaba la muerte en los talones desde que fue descubierto en los países nórdicos. Hoy es una obra de culto, pero cuando se estrenó no fue bien comprendida ni por el público, ni por la crítica. Los hombres de negocios empleaban a pisoleros, cuya actividad no tendrá sentido en la era industrial. Henry Fonda se jacta aún ante el empresario de que aunque sus armas le parezcan simples, hacen grandes agujeros para resolver pequeños problemas; uno de ellos es la familia de Brett McBain, asesinada cuando iban a celebrar la boda del padre con una corista ( Claudia Cardinale ), una prostituta del burdel Burbon Street de New Orleans. McBain iba a construir una estación, pero tuvo la desgracia de que en sus tierras hubiera agua, elemento de gran valor económico en el desarrollo que los financieros preveían que vendría con el tren. De momento con la maquina de vapor llegó el horror en forma de criminales a sueldo que presionaron, en toda actividad: contratos de arrendamientos, subastas de tierras...La justicia vendrá de manos de la venganza, nunca de la justicia.

Ha sido considerado el western más político; Capenter, Cox y los Hermanos Bertolucci , (el guión corre a cargo de Dario Argenta y Bernardo Bertolucci ) ayudarán a entender este llamado Spaghetti Western, porque se rodó en España (Almería, Guadix) y los estudios italianos Cinecitta. Los tres matones principales, - Cheyennes (Jason Robards) , Harmónica, (Charles Bronson) Fran (Henry Fonda) -tienen un leitmotif musical que los identifica; Leone se inclina por los diálogos indirectos, que consisten en no decir las cosas de manera directa y dejar que la audiencia suponga para después soltar el golpe; es lo que él llama cinema cinema, modo muy cinematográfico de contar. Son frecuentes las referencias a otros filmes, especialmente de Sam Fuller, Nicolas Ray (Johnny Guitar) o John Ford (Centauros del desierto ). Harmónica ha llegado al poblado para vengar a su hermano, y se comunica con el triste lamento de este instrumento y con su pistola. Sergio Leone demuestra que el cinemascope no sólo es útil para filmar serpientes o entierros, como afirmaba Frtiz Lang ; le gustan las cámaras que se mueven en círculo y las nieblas que desdibujan los personajes. Tras la muerte de Fran, Claudia se enfrentará al espejo buscando la respuesta a la mujer que será en el futuro.

Al contrario que Sam Peckinpah que se recrea con los hechos violentos, filmándolos a cámara lenta, Leone prefiere el ritual que los precede. Primeros planos psicológicos en los que muestra hasta los poros de la cara; tranquilidad exasperante observando hasta una mosca en la cara de Cheyenne. Algunos le han reprochado esta observación minuciosa de los detalles, porque creen que ralentiza el ritmo del film.

Hoy asistimos a otra revolución tecnológica cuyas consecuencias no somos capaces de prever; si la revolución industrial acabó con los samurais ( Flores de equinoccio de Ozu) o los pistoleros. ¿ Qué quedará obsoleto ahora ?. Harmónica le pregunta a Fran si se ha convencido de que no es un hombre de negocios; este le contesta: soy un hombre. Una vieja raza, vendrán otros 'Morton ' (empresarios)y la harán desaparecer, contesta Harmónica.

En el duelo final, la cámara se aproxima lentamente a Charles Bronson hasta captar un primerísimo primer plano de sus ojos, que por medio de un flashback, nos trasladan al momento en que se produjo el hecho cruento que insufló en un niño indígena el deseo de venganza y la afición a la armónica. Cuando abandona el lugar Harmónica suspìra: Aguadulce será un pueblo muy bonito.

Muchos hombres, críticos o aficionados, quedaron prendados de la belleza de Claudia Cardinales.

La muerte del último pistolero coincide con la llegada del tren al poblado, cuya chimenea emerge en la pantalla echando el humo del progreso; Harmónica marcha en paralelo a las patrullas de los trabajadores que construyen las vías. El capitalismo herócio acababa de nacer y en él no tenían cabida los viejos guerreros, utilizados por última vez para aplastar las voluntades de los colonos del oeste.

Sergio Leone quiso representar la muerte de una era en la historia de América, cuando los hombres tenían pelotas, cuando el oeste se adentraba en el matriarcado. La base de América son mujeres con pelotas de acero' (Sergio Leone).




Comentarios