Jacques Demy. Los paraguas de Cherburgo.




En 1964 Jacques Demy, de la Nouvelle Vague, emulando el cine musical norteamericano ( West Side Story, My Fair Lady...) del que era gran admirador, realizó Los Paraguas de Cherburgo, que obtuvo la Palma de Oro de Cannes y catapultó a Catherine Deneuve.

Curiosamente en el film de Demy no se dice una sola palabra que no sea cantada. En tiempos revueltos (Batalla de Argel, vísperas del Mayo Francés...) una joven, Geneviève (Catherine Deneuve), cuya madre tiene una tienda de paraguas en Cherburgo y muchas pretensiones de clase, se enamora de un joven pobre, Guy (Nino Castelnuovo), mecánico, que vive con su abuela. La vida se encargará de distanciarlos. Pero como dice Tennessee Williams aunque nada pueda devolvernos la época del esplendor en la hierba, de la gloria entre las flores, la belleza queda en el recuerdo. Y en el film.

Esta película marcó una generación y no ha perdido su impacto visual en el devenir del tiempo. Catherine Deneuve era de una belleza clásica, tranquila, delicada y frágil. Vale la pena verla.



Las guerras y los intereses imperialistas no respetan los sueños, los proyectos de futuro, el amor, y el sufrimiento de los seres. ya mayores, a los que quizás el hombre no vuelva a ver.

Comentarios