Alex de la Iglesia. Balada triste de trompeta.


El día 17 de diciembre se estrena la última película de Alex de la Iglesia, Balada triste de trompeta, premiada en el Festival de Venecia. En 1937 los monos de un circo aúllan salvajemente dentro de sus jaulas mientras, en el exterior, los hombres se matan en otro circo: la Guerra Civil Española. El payaso tonto del circo, reclutado a la fuerza por los milicianos, termina perpetrando una carnicería en las filas del bando nacional.

Alex de la Iglesia define su film de esta manera: "España es un país partido en dos: si uno ríe, el otro llora", idea fundamental en torno a la que gira gran parte de su cine, cuyas consecuencias son los enfrentamientos irreconciliables y la imposibilidad de una convivencia pacífica. Personajes antagónicos que se erigen como la personificación de una serie de valores ideológicos que funcionan como elementosde anclaje dentro de ficciones deformadas por una marcada orientación parabólica (Beatriz Martínez, Cahiers du Cinema, diciembre 2010); personajes simbólicos de las dos Españas, remarcadas por un sinfín de imágenes en los títulos de crédito, maniqueas y manipuladoras, según la articulista.

El director se adentra en los terrenos delgran guiñol subversivo, de la náusea intelectual, del delirium tremens, del todo vale sin miedo al ridículo. 'Balada triste de trompeta' es una película incómoda, insuflada por una peligrosa ambivalencia moral, lastrada por la trampa de la impostura y el subrayado, pero, al mismo tiempo, consciente de manejar unas imágenes de una fuerza y una rotundidad expresivas incuestionables, que culminan con un clima hitchcockiano en el Valle de los Caídos...(Beatriz Martínez)



Comentarios