El caballero del Oeste. Stuarty Heisler.


El caballero del oeste,( 1945 ) es un film producido y protagonizado por el muy cotizado Gary Cooper y espero que no hecho a su medida. Tan cotizado que ni el propio John Ford pudo en sus comienzos contar con él, circunstancia que favoreció el nacimiento del mito de John Wayne. Si algo se puede decir de este film es que la historia es inverosímil, al menos como está narrada por Heisler, y por eso no me extraña que fuera pronto olvidada, y ahora recuperada por los periódicos de papel en su crepúsculo.

Es cierto que si se paga un rescate por alguien, ya sea vivo o muerto, se corre el riesgo de que unas simples iniciales en una montura ( las de Melody Jones coinciden con las del bandolero buscado Monte Jarrad) lancen al buscador de recompensas a por el desafortunado desbravador de toros. Pero lo que me daba vergüenza ajena es ver a Gary Cooper pavoneándose con cara de cretino y creyéndose un matón. La aparición de la chica, aunque Loretta Young sea muy guapa, y el flechazo inmediato provoca una serie de estrategias no se sabe si para salvar al forajido, poniendo en peligro la vida del simple vaquero, o para salvar a éste del que se ha enamorado. Todos en Payville son muy tontos y caen en las encerronas más absurdas, y eso que los enemigos son poderosos y entre ellos se encuentran grandes empresas, familias poderosas y todo un pueblo; la chica matará nada más y nada menos que a su ex-amante y peligroso pistolero Monte Jarrad, y se quedará con el M.J. bueno y atrevido. Penosa.

Da lastima ver a uno de los mejores actores de la Historia del cine hacer tanto el payaso, con un personaje que no te crees en ningún momento. Da la sensación de un film hecho por encargo ad usum del príncipe, al que no le van los papeles de fatuo e ignorante gran muchachote. Un poco mayorcito para eso.



Comentarios