La nit que va morir l'Elvis. Oriol Ferrer.


El catalán Oriol Ferrer ha realizado una película que Ángel Quintana califica como relato de culpa y redención, como su predecesora El Judas, de F.Iquino, que realizó el primer film en catalán durante el franquismo. Ambas tienen como escenario La Pasión de Esparraguera. La nit que va morir l'Elvis se desarrolla en esta población catalana y los ensayos de La Pasión, con actores amateurs que cada año interpretan como coprotagonistas esta obra. En esta ocasión el protagonista no es Judas, sino Poncio Pilatos. Según el crítico de Cahiers se teje como un triller telúrico, con resonancias hacia el cine de David Lynch. La desaparición del Cristo de la Pasión - un seductor con hábitos - provoca una serie de conspiraciones que tienen como eje central la presencia de un grupo neocom. (Se aconseja leer esta crítica ).

Sinopsis oficial.


L’Aureli Mercader és un home solitari i hipersensible amb una estranya professió: provador de coses. Quan l’Aureli es deixa portar per la seva sensibilitat, la seva ment el trasllada a mons imaginats.

L’Aureli ja no és relaciona com abans amb els seus veïns i viu en una petita finca envoltada per les obres que estan transformant el seu entorn. Són les obres d’un projecte promocionat per un poderós grup amb interessos econòmics i revestit d'un catolicisme extremista que s'ha proposat convertir els voltants de la mítica Muntanya de Montserrat en una reserva espiritual per a famílies respectables: blanques, creients i de classe alta.

Tots els plans del grup funcionen segons el previst mentre que en el món de l’Aureli, la distància entre la imaginació i la realitat s’escurça cada cop més.

Traducción. Aurelio Mercader es un hombre solitario e hipersensible con una extraña profesión: probador de cosas. Cuando se deja llevar por su sensibilidad su mente se traslada a mundos imaginarios.

Aurelio no se relaciona como antes con sus vecinos y vive en una pequeña finca rodeada por las obras que están transformando su entorno. Son las obras de un proyecto promocionado por un poderoso grupo con intereses económicos y revestido de un catolicismo extremista que se ha propuesto convertir los alrededores de la mítica Montaña de Montserrat en una reserva espiritual para familias respetables: blancos, creyentes y de clase alta.

Todos los planes del grupo funcionan según lo previsto mientras que el mundo de Aurelio, la distancia entre la imaginación y la realidad se acorta cada vez más.

Según Ángel Quintana es una mezcla curiosa de lo sacro y lo profano, que debido a la falta de adecuación entre los medios y las pretensiones se producen desequilibrios que sitúan el film entre Twin Peaks y El código da Vinci.



Comentarios