Mr. Magorium y su tienda mágica. Zach Helm.



Natalie Portman es una actriz muy versátil, que comenzó su carrera siendo muy niña ( El profesinal, Beautiful Girls, Closer...), desempeñó el papel protagonista de la Reina Amidala en la Saga de La Guerra de las Galaxias, con una solemnidad dificilmente igualable, y ahora ha estrenado Black Swan de Darren Aronofsky. Pero también ha realizado múltiples comedias, y en esta ocasión protagonizó un cuento, junto con Dustin Hoffman, cuyo tema principal son los juguetes, esos objetos que siempre tienen algo de mágico porque han compartido las ilusiones de la infancia de tantos niños, sin la cual desfallecen. Dos personajes más completan la recreación de la tienda: un contable al que Magorium llama 'Mutante' y un niño, que tiene una gran colección de sombreros.



Sinopsis oficial.
Algo está a punto de cambiar para siempre en el "Mr. Magorium y su tienda mágica". El Sr. Magorium, de 243 años, excéntrico fundador y propietario de esta mágica tienda de juguetes, quiere retirarse y traspasar su tienda a Molly Mahoney, una alegre e imaginativa joven que desde su adolescencia ha sido su fiel encargada. Para ello contrata a Henry, un contable serio y responsable de la misma edad que Mahoney.


Los problemas empezarán cuando la tienda, que tiene vida propia, se rebele contra la nueva situación al darse cuenta de que Mahoney no confía en su propia capacidad para crear magia. Tras la marcha del señor Magorium, y con la tienda a punto de desaparecer para siempre, Mahoney deberá encontrar una vía para devolverle la vitalidad a la juguetería mágica, un camino que pasa por la recuperación de la confianza en sí misma. Para ello contará con dos aliados fundamentales: Eric, un niño prodigio de nueve años y Henry, el contable, que será de más ayuda de la que Mahoney nunca pudo imaginar.

Magorium se despide de su tienda con estas palabras: "¡Adios, mi vida!" Tras su muerte la tienda pierde todo el color y se torna gris, hasta que la compra el niño con el argumento de que, debido a su corta edad, tiene más esperanza de vida. El film está dividido en capítulos de cuento.
Con los juguetes se crea ilusión, pero también se despiertan los temores del hombre a la muerte, iconografía muy usada en filmes de terror, como Chucky, El muñeco diabólico, precisamente por esa razón, porque han sido receptores de la sensibilidad de tantos niños, con los que han envejecido, víctimas de las modas, o han acabado en el triste rincón de un trastero o en la basura.

Comentarios