Beautiful girls. Ted Demme.


Beautiful girls es un film coral que plantea dos cuestiones: la imposibilidad de la pareja trascendida a cualquier estatus social, formación cultural o profesión, y la crisis de unos jóvenes que se acercan a los treinta y ven que la juventud se escapa. La irrupción de una adolescente, encarnada por la jovencísima Natalie Portman encandiló a los hombres de un lado y otro de la pantalla y favoreció el éxito del film.

Un grupo de antiguos alumnos del instituto, en Nueva Inglaterra, convoca una reunión en su pequeña ciudad a la que acude Willie Conway, un pianista de 29 años, que se plantea que ha llegado la hora de abandonar esta actividad y dedicarse a un trabajo mejor remunerado , y reflexiona sobre su actual pareja. La situación vital crítica que atraviesa favorece que se quede prendado de la pequeña vecina. Todos ellos están atravesando una situación parecida, en la que se resisten a abandonar sus sueños, a crecer, pero sienten que con el tiempo muchas puertas se les cierran. Todo ello está adobado con infidelidades y conflictos entre parejas.

En el film, como en la realidad, todos y especialmente Willie, acaban por aceptar la solución mas fácil y mantener sus trabajos y sus parejas. Me dejó impresionada la respuesta de una joven , una familiar de un chico del grupo, venida de fuera de la localidad, encarnada por Uma Thurman, que ante la pregunta de si su actual pareja le trata bien, responde: "Yo ya no estoy con nadie que por la mañana al levantarme me diga: ¡Buenos días,dulce niña".

Ha sido considerada una de las comedias más entrañables del cine americano.



Comentarios