Munich. Steven Spielberg.







::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::


Ficha técnica:

Título  original: Munich
País(es) Estados Unidos
Año 2005
Duración: 164 minutos.
Género: Drama.

Dirección Steven Spielberg
Guion Tony Kushner, Eric Roth
Música John Williams
Fotografía Janusz Kaminski
Montaje Michael Kahn.

Vestuario Joanna Johnston.

Producción Kathleen Kennedy, Barry Mendel, Steven Spielberg, Colin Wilson
Compañías. Productora DreamWorks; Distribución Universal.

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Intérpretes: 

Eric Bana, Daniel Craig, Ciarán Hinds, Mathieu Kassovitz, Hanns Zischler,Geoffrey Rush, Ayelet Zorer, Gila Almagor, Valeria Bruni-Tedeschi, Marie-Josée Croze.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::


Sinopsis:

Basada en hechos reales. Tras el asesinato de varios atletas israelíes por el grupo terrorista palestino "Septiembre Negro" durante los Juegos Olímpicos de Múnich de 1972, un agente especial del Mossad tuvo que ejecutar una misión altamente secreta: asesinar a los responsables. 

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Premios :

2005: 5 nominaciones al Oscar: Mejor película, director, guión adaptado, edición y música. 
2005: 2 nominaciones al Globo de Oro: Mejor director, guión adaptado. 
2005: American Film Institute (AFI): Top 10 - Mejores películas del año 
2005: Círculo de Críticos de Nueva York: Nominada a mejor actor de reparto 
2005: 2 nominaciones Critics' Choice Awards: Mejor película, director.


:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Comentario:

El cineasta Steven Spielberg fue duramente criticado por la comunidad judía norteamericana por la denuncia que realiza en su película de las prácticas terroristas del Mossad, Instituto Central de Operaciones i Estrategias Especiales, una de las agencias de inteligencia israelí. Tras el secuestro y posterior asesinato por el grupo palestino Septiembre Negro de los atletas israelitas que competían en las Olimpiadas de Munich de 1972, en cuyo acceso tuvieron una responsabilidad involuntaria unos jóvenes norteamericanos ebrios, que les facilitaron la entrada, la premier Golda Meir ,decidió contraatacar. Se aplicó la Ley del Talión, ojo por ojo, diente por diente, y se decidió asesinar a tantos palestinos como deportistas habían muerto, sin que hubiera relación con los hechos en algunos casos y sin tener pruebas suficientes en otros.

El film muestra todo el entramado de grupos intermedios que facilitan localizaciones de personas y que trabajan por encargo, con la única condición de que el cliente no sea un estado. La cámara nos introduce en pisos francos, deshabitados y con algunos jergones en el suelo, en uno de los cuales hay miembros de ETA. Mossad y terroristas comparten pisos, conversaciones e incluso informaciones. Llega un momento en que el grupo que actúa comienza a correr riesgos, y varios camaradas de Avner, (Eric Bana) jefe del comando, son asesinados, por lo que deben abandonar la operación. Y lo que es peor, ya nunca podrán dormir tranquilos. En la última conversación con un funcionario israelí, con el skyline neoyorkino al fondo, Avner comprende que Israel lo utiliza, y que los que no se manchan las manos de sangre no se sentarían junto a él en la mesa., aunque él ha sido formado en un kibutz y su madre es una combatiente anti-palestina.

El film está estructurado de forma que las acciones del Mossad se van intercalando con el desarrollo del secuestro de Munich y la actuación de las fuerzas armadas alemanas e israelíes, no dispuestas a ninguna negociación. Es una película valiente, honesta, bien narrada, y mejor contada por uno de los mejores cineastas norteamericanos, al que llaman El rey Midas. Cuando decidió hacer un film que no tuviese como objetivo el éxito de taquilla, atrajo a más público y obtuvo mejores resultados económicos que ninguno: La lista de Sindler (Juan Zabala. El cine contado con secillez)


Comentarios