Nunca me abandones. Mark Romanek,



Nunca me abandones es una adaptación de la novela homónima de Kazuo Ishiguro protagonizada por Kathy, una cuidadora de treinta y un años que recorre Inglaterra asistiendo a donantes en diversos hospitales. Mediante pequeñas anécdotas conoceremos su infancia en el internado rural de Hailsham para niños especiales, la vida cotidiana que siguen los muchachos durante su educación y las relaciones de Kathy con su compañeros y cuidadores. La institución educa con mimo a sus alumnos, y los prepara para un futuro muy importante, y es que todos ellos son clones, reproducciones destinadas a la donación de órganos para las personas que los requieran-



Comentarios