Rebelión en la granja.John Stephenson


Rebelión en la granja está basada en una novela de George Orwell acerca de un grupo de animales que expulsan a los humanos de su lugar de explotación, la granja donde viven y trabajan, y crean un sistema de gobierno propio que acaba convirtiéndose en una tiranía brutal; la obra es una sátira sobre la corrupción de la Rusia de Estalin en particular y de la corrupción que genera el poder en general. Esta doble lectura permite realizar una película incluso para niños, aunque desconozcan la historia de la URSS.
La cinta representa la noche en que se produce la rebelión, cuando el granjero Jones, que maltrata a los animales, se ha ido a dormir borracho. El objetivo de su revuelta es derrocar la dictadura que les oprime; toman la granja e instauran sus propias leyes y normas, pero no será fácil crear un nuevo sistema político. Con el tiempo los cerdos, animal que simboliza la repulsión física y moral del hombre y cuyo nombre es utilizado con frecuencia para representar a lo peor del ser humano, se convertirán en los nuevos tiranos creando un sistema opresor y despiadado, apoyados en un ejército de perros asesinos. Aunque la obra de Orwell supone una crítica a la corrupción de todo poder, la elección del nombre del tirano, Napoleón, es significativa; el perfil despreciable del tirano se emblematiza con el hecho de ser un borracho empedernido.

Los protagonistas son animales creados por la factoría de Jim Henson y algún humano para recrear la famosa novela de Orwell que representaba una alegoría de la revolución bolchevique y el posterior sistema comunista. El hecho de utilizar animales y un lenguaje comprensible para todo tipo de público la ha convertido en un film apto para los niños, que se ha utilizado incluso en escuelas, para transmitir contenidos transversales, como la maltratada tolerancia y la olvidada solidaridad.






El film tuvo un precedente en la cinta de animación realizada en 1954 por Joy Bachelor y John Halas.


Comentarios