Carrie. Brian de Palma.



Carrie de Brian de Palma, basada en una novela de Stephen King, es uno de los filmes de terror más emblemáticos de la Historia del Cine y que ha servido de referente a múltiples cineastas por las imágenes tan impactantes y la magnífica mise en scéne del acoso escolar, tolerado e incluso apoyado por sectores de la sociedad, que el hombre, a medida que se va civilizando y socializando acepta cada vez menos.

Detrás de un joven inhibido, tímido y con escasas habilidades sociales, suelen haber problemas de calado. Carrie (Sissy Spacek) tiene una madre muy religiosa que le inculca el miedo a los hombres y a las relaciones afectivas propias de su edad, la recluye en casa y la cohibe. Las compañeras de clase, con la crueldad que caracteriza a muchas adolescentes, que como decía James Lloyd, de inocentes no tienen nada, abusan de su capacidad de relacionarse entre ellas y las dificultades de Carrie, situándose en una posición de superioridad que les empuja a gastarle la broma más pesada y repugnante que son capaces de maquinar. Pero desconocen que la joven tiene facultades telequinésicas.

La localización elegida para la catarsis y la venganza mediante el fuego es el baile de graduación de fin de curso del Instituto, acontecimiento que reune a todos los sectores implicados, que preside muchos filmes y es el lugar idóneo para hacer emerger los conflictos y las contradicciones sociales (West sid story, El Gatopardo, Madame Bovary...). El estilo de Brian de Palma, definido por la alternancia de secuencias mediante pantallas partidas, que influirá en directores como Quentin Tarantino, está presente en el film.

Film realizado en 1976 sigue siendo imprescindible en un momento en que la sociedad está tomando conciencia de este problema. La resolución del conflicto pertenece, afortunadamente, a la ciencia-ficción y apela a los monstruos que todos llevamos dentro.


Comentarios