Doble cuerpo. Brian de Palma.


Doble cuerpo es un thriller de Brian de Parma en el que lo onírico se confunde con lo real, en una historia basada en la escoptofilia y el voyeurismo, con un lenguaje cinematográfico más convencional y explícito que en Femme Fatale. Las referencias a Alfred Hitchcock en las que combina elementos de Vértigo y La ventana indiscreta son manifiestas. Un actor mediocre, Jake, de películas porno de serie B de terror , tiene un serio problema de claustrofobia que le impide realizar una escena introducido en un ataúd, lo que le coloca en un serio riesgo de perder su trabajo.





Comienza a imaginar una historia en la que en una clase de dramatización un 'compañero' , tras la ruptura con su pareja, le ofrece ocupar una espectacular vivienda que recuerda un torre de control, en la que tiene instalado un telescopio desde el que se puede observar diariamente a una mujer que realiza un erótico streptease. Desde su atalaya se convierte en un testigo privilegiado de un crimen, en el que dos mujeres representan un mismo personaje. La claustrofobia le acerca más a Scottie Fergusson, el protagonista de Vértigo, que es incapaz de culminar su trabajo paralizado por este síndrome, y su capacidad de construir historias de las personas que observa desde su 'ventana indiscreta' a Jeffries, pero no llega a representar un ejemplo de uso del metalenguaje para hacer una reflexión sobre el cine desde el propio cine parangonable al del maestro. El artista mediocre se ve a sí mismo como el protagonista de un thriller poblado de bellas mujeres; cuando despierta la realidad le devuelve a su papel de vampiro en un film erótico de bajo presupuesto.




La mujer, como en otras realizaciones del director, representa el leitmotif del espectáculo erótico, dotada de sermiradaidad (tobelookdatnees), objeto erótico de los personajes de la historia que se desarrolla en la pantalla , especialmente Jake, y del espectador en la sala. La showgirl permite, según Laura Mulvey, la unificación de las dos miradas, sin ruptura aparente de la diégesis, y el impacto sexual de la mujer sitúa el film en un no man's land fuera de su espacio y tiempo. Lencería sugestiva complementada con altos tacones y medias con ligueros, joyas y brillantes en los tobillos favorecen la pulsión escópica y el voyeurismo de personajes y espectadores, actitud que emblematiza el cartel que anuncia el film.



Comentarios