Michael Clayton. Tony Gilroy.




Tony Gilroy realiza su opera prima con bastante fortuna. Michael Clayton es una película protagonizada por perdedores, hombres defraudados que han acabado en la bebida y que combaten la avaricia de los grandes hombres de negocios que gozan de la complicidad de poderosos bufetes de abogados. Michael Clayton (George Clooney) realiza los trabajos sucios en servicio de los clientes de uno de estos bufetes, sin lograr un puesto de relevancia. Procede de una familia modesta con tres hijos, uno de cuyos hermanos es policía y el otro, Timmy, un adicto a las drogas, que ha embarcado a Michael en un negocio de copas que ha quebrado, dejando una deuda de 80.000 dólares.

Otro abogado del despacho de letrados, Arthur Edens, que durante años había representado a una multinacional agroquímica, descubre que uno de sus producto ha ocasionado la muerte de cientos de granjeros. En plena investigación aparece muerto, sin marcas de violencia, lo que se interpreta como un suicidio, por algunos hechos escandalosos relacionados con la bebida, y supone un alivio para el bufete.

Aunque atrapados por sus vicios, estos hombres conocen grandes secretos de los clientes de sus clientes , lo que les da cierto poder; el asunto que Arthur llevaba entre manos hace temblar los cimientos de empresas 'respetables' que intentarán salvar su 'honor' recurriendo a sicarios. El romanticismo, el recuerdo del tiempo perdido de la inocencia, salvará a Michael Clayton. El solucionador, el cobarde, resulta tener la dignidad de que adolecen los hombres de honor de North, rechazada la opción del chantaje que hubiera resulto económicamente su vida.

El film está estructurado en forma de un gran flashback; Arthur enloquece y se ve atrapado como en una película de ficción, en la que los 'malos' están destruyendo el planeta, sin ser extraterrestres. Larga imagen final de un primer plano de Michael Clayton, el perdedor del bufete que ha logrado su mayor triunfo personal contra los poderosos y ha ayudado a su hermano a salir del fango. El cine venía tiempo advirtiendo de los riesgos de la avaricia.


Comentarios