Lanza rota. Edward Dmytryk

+






::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::



Ficha técnica:

Año: 1954.
Duración: 96 minutos.
País: EE.UU.
Dirección: Edward Dmytrik.
Guión: Richard Murphy y Philip Yordan.
Producción: Sol C. Siegel.
Fotografía: Joseph MacDonald.
Montaje: Dorothy Spencer.
Música original: Leigh Harline..
Productora: 20th Century Fox.


::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Ficha artística:

Matt Deveraux: Spencer Tracy.
Joe Deveraux: Robert Wagner.
Barbara: Jean Peters.
Ben Deveraux: Richard Widmark.
Señora Deveraux: Katy Jurado.
Mike Deveraux: Hug O'Brian.
Two Moons: Eduard Franz.
Denny Deveraux: Earl Holliman.
...

Richard Murphy obtuvo un Oscar al mejor argumento en 1954.


::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Sinopsis:

Un ranchero de Arizona que ha dirigido sus propiedades de forma tiránica ha educado a sus hijos de la misma forma. Ante su decadencia sus vástagos se rebelan contra él y se pelean entre sí por hacerse con el control de la finca. Todos menos Joe, hijo de su última mujer, una india, que paga voluntariamente una pena de cálcer por su padre.



::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Comentario:


Edward Dmytryck, rodeado de un elenco de los mejores actores de la época, plantea dos cuestiones importantes en un film de difícil clasificación: la soberbia de los grandes rancheros, de los optimates modernos, que habían acumulado en poco tiempo enormes extensiones de tierras , arrebatadas a sus antiguos habitantes, el pueblo indio, fuera cual fuera su adscripción tribal ,convertidos ahora en fieles siervos de sus haciendas, y la discriminación racial que éstos últimos padecieron. La secuencia del juicio representa la desverguenza y descaro con que Matt desafía a los poderes de un estado moderno, y cómo le ríen las gracias sus compadres.

Matt Deveraux, de origen irlandés, se casa con una princesa india y se la impone a la comunidad. De su anterior matrimonio tiene tres hijos a los que humilla y trata despóticamente, convirtiéndolos en unos resentidos y no dándoles la oportunidad de ser nobles, como a su hijo mestizo, pero no movido por una conciencia social, sino por puro imperativo. Su actuación ante la ley, las instituciones democráticas o los políticos es de un prepotencia demoledora; quita y pone gobernadores a su antojo, hasta que se enfrenta con un poder mayor que él: una compañía minera, con la que se enfrenta por los vertidos ilegales en el río cuya consecuencia es la muerte de cuarenta vacas.

Más que de una defensa del medioambiente se puede hablar de una lucha de intereses que siempre gana el más fuerte. A sus hijos les mueve el odio y el resentimiento, y eso precisamente les hará débiles. La mujer india es de un servilismo apabullante y una buena madre para los cuatro; su intento de conciliar a los hermanos le lleva a dejar desarmado a su propio hijo, al que según confiesa quiere menos que al marido, sin ser capaz de ver el riesgo a que lo somete.

El film está estructurado como un gran flasback, que comienza con un lobo errante y cierra con el mismo, que representa el alma de Matt que vaga por los montes. El peso de la película lo llevan Spencer Tracy, soberbio en su papel, y Robert Wagner y Richard Widmark. Dmytryk, gran conocedor del ser humano, fue denunciado ante el Comité de Actividades Norteamericanas y padecíó el paro, el exilio e incluso la cárcel, hasta que denunció a varios ex-militantes del Partido Comunista; el film aborda temas muy avanzados al tiempo que le tocó vivir y de los que hoy existe una gran conciencia: Pagó cara la factura.


Comentarios