El Sur. Victor Erice.




Ficha técnica:

Año: 1983.
Dirección: Victor Erice.
Producción: Elias Querejeta.
Guión: Victor Erice, basado en la novela de Adelaida García Morales.
Música: Enrique Granados
Fotografía: José Luis Alcaine.
Pablo González del Amo.
Diseño de producción: Antonio Belizón.
Vestuario: Maiki Marin.
Duración: 94 minutos.

Ficha artística:

Omero Antonutti: Agustín Arenas.
Sonsoles Aranguren: Estrella, a la edad de 8 años.
Lola Cardona: Julia.
Rafaela Aparicio: Milagros.
Aurore Clément: Irene Ríos/ Laura.
María Caro: Casilda.
José Vivó: Camarero de hotel.
Germaine Monteros: Doña Rosario.

Sinopsis:

La Gaviota es una casa situada a las afueras de una ciudad del Norte de España. En ella viven Agustín, médico y zahorí, su mujer, Julia, una maestra represaliada durante la Guerra Civil y Estrella, la hija de ambos. Estrella recorre el camino desde la infancia hacia la adolescencia sospechando que hay algo oscuro en la vida de su padre, una relación extramatrimonial. A medida que va sabiendo más acerca de los secretos de su padre, la vida en La Gaviota empieza a cambiar.

Comentario:

Vista la película desde la perspectiva actual es evidente que el film estaba ya desfasado en 1983. Da la impresión de que estamos ante la lectura de la novela de Adelaida García Morales, a la sazón compañera sentimental del director, ilustrada con imágenes. Todo se explica con palabras muy bien redactadas e inscritas en planos interminables. Hay un enfrentamiento en el seno de la sociedad patriarcal que representa la película entre el hijo, Agustín, y su padre, que han militado en bandos diferentes antes y después de la Guerra Civil, deduciéndose que el perdedor es el hijo porque ha estado encarcelado por motivos políticos. Si decimos que la crisis entre ambos se produce en el seno de la sociedad patriarcal no es gratuito, pues la madre, por imperio del patriarca, no ha visto a su nieta desde que nació y su visita a La Gaviota para acudir a la 'comunión' de Estrella se convierte en un gran evento, esperado y deseado por los habitantes de la casa. Viene acompañada de su criada, Milagros, interpretada por Rafaela Aparicio, la chacha de España, lo que no entenderán bien las nuevas generaciones. Su proximidad a la señora le confiere cierto poder de mando sobre los sirvientes jerárquicamente inferiores y la autoridad para dar consejos a la nieta; entre ellos el más sorprendente es que las guerras, el hambre o la pobreza son sólo palabras, el que es el bueno hoy es el malo mañana, y me asalta la uda de por qué Gilbert Grape (Lasse Hallström), por poner un ejemplo, se queda todos los veranos sentado en la carretera viendo pasar las caravanas de turistas sin poderse integrar en ellas.

Lo que hace más original la historia, narrada por Estrella ya adulta, es la fijación que tiene por su padre, figura respetuosa y prácticamente inaccesible, su complejo de Electra, siempre observando la puerta de un desván cerrado a cal y canto y escudriñando todo lo que hace, hasta descubrir que tiene un amor platónico, Irene Rios/Laura, una actriz de cine, uno de cuyos filmes, Flor en la sombra, se exhibe en un local de la ciudad. La niña, siempre sola en La Gaviota, vive obsesionada con los movimientos de su progenitor. Cuando éste le confiesa, antes de desaparecer, que conoce una mujer que se parece a la actriz, pierde todo su interés por él.

Se ha considerado como una joya, una obra maestra de la introspección infantil a través de un personaje prisionero en un entorno rural y familiar agobiantes. La presencia del cine dentro del cine, los susurros infantiles, sus silencios obedientes, la incomunicación familiar, y la llegada del tren, que abre una espita al exterior de estos núcleos cerrados, caracterizan el cine de Victor Erice.



Comentarios