La niebla de Stephen King. Frank Darabont.







Fotografía cedida por BMA House a cinelodeon.com


Ficha técnica:


Título original: The Mist.
Año: 2007.
Duración aproximada: 127 minutos.
País: EE.UU.
Director; Frank Darabont.
Guión: Frank Darabont, basado en la novela de Stephen King.
Música: Mark Isham.
Fotografía: Ronn Schmidt.
Compañías productoras:Dimension Films / Darkwoods Productions.

Ficha artística:


Reparto:Thomas Jane, Marcia Gay Harden, Laurie Holden, Andre Braugher, Toby Jones, William Sadler, Jeffrey DeMunn, Alexa Davalos, Frances Sternhagen, Nathan Gamble, Sam Witwer, Chris Owen, Melissa Suzanne McBride, Brian Libby.

Sinopsis:


En un pequeño pueblo de Maine, estalla de repente una violenta tormenta que termina tan bruscamente como comenzó. Entonces surge una espesa niebla que va entrando en los hogares y establecimientos comerciales, que contiene en su interior una serie de monstruos en forma de grandes insectos y largos tentáculos que atrapan y matan a todos los que se adentran en su interior, aunque también estos seres de otra dimensión salen de ella y penetran en los lugares donde los hombres se atrincheran.

Comentario:


La mayor diferencia, sustancial, entre la película de Carpenter y Darabont, está en la forma, pero también en el fondo. Carpenter maneja magistralmente uno de los secretos del cine de terror: ocultar al máximo lo que produce el miedo y ralentizar las soluciones, aumentando la tensión en el espectador. Darabont, el realizador húngaro de La milla verde , magnífico film, no tarda en mostrarnos los bichos que esconde su niebla, que provocan imágenes de gran truculencia, cuya repetición provocan saturación e indiferencia en el espectador. Por otro lado, mientras La niebla del americano tenía un background de género, Darabont tiene un motivo político, es la excusa para demostrar que cuando se complican las cosas y los gobiernos no pueden dar respuesta a los ciudadanos, son sustiuidos por iluminados con discursos populistas, que prometen soluciones y exigen la expiación de las culpas colectivas, regresando al primitivismo más atroz, y que demandan la vida de niños inocentes para saldar sus cuentas con Dios.

Darabont no nos proporciona un happy end, y el final, mucho más dramático que las escenas gore que salpican el film. La conclusión de la historia ha sido considerado por algunos lo más lúcido de la película; experimentos científicos del ejército, el mismo que aparece como salvador, cuando los daños son irreparables, son la causa del desastre. La religiosa aprovecha para cargar contra los avances de la ciencia en general, ( estudio con células madre, mapas genéticos...), y sólo unos pocos no son receptivos a su discurso. El director, nacido en 1959 en un campo de refugiados en Montbéliard, ( Francia), conoce en sus propias carnes que cuando Las Furias se desatan no hay finales felices, y sí muchas muertes inútiles.

La crítica es desigual, aunque predominan los que valoran la película positivamente. El film, una alegoría políica, se realizó cuando apuntaban los primeros síntomas de la 'niebla' que nos envuelve, y no viene mal una advertencia como la de Darabont, privada de la magia de obras como La milla verde, en la que su visión del mundo es también distópica.


Comentarios