Sicko. Michael Moore.






Podéis buscar imágenes en Imágenes de Google
A parte de ahora, en la era tecnológica hay que volver 
a imaginar en vez de ver


Ficha técnica:


Título Original: Sicko.
País: EE.UU.
Año: 2007.
Duración aproximada: 123 minutos.

Dirección, guión y producción: Michael Moore.
Música: Erin O'Hara.
Edición: Dan Swietlik, Geoffrey Richman, Christopher Seward.
Cámara: Tony Hardmon, Peter Nelson. Jonathan Waever.
Productor de sonido: Francisco Latorre.

Consultor editorial: Craig McKay, A.C.E.
Productor: Meghan O'Hara.
Line Producer: Jennifer Latham.
Co-Productor: Anne Moore.
Productores ejecutivos: Kathleen GlynnHarvey WeinsteinBob Weinstein.
Productor asociado: Rehya Young.


Sinopsis:


"Si la gente pregunta, díganles que Sicko es una comedia acerca de los 45 millones de personas sin asistencia sanitaria más rico de la tierra". Michael Moore.




El nuevo documental del siempre polémico e incisivo Michael Moore se centra en esta ocasión en el sistema sanitario estadounidense de gestión privada y regido por empresas aseguradoras. Moore compara la situación de los enfermos de EE.UU. con la de algunos paises de Europa y Latinoamérica. Mientras para un ciudadano norteamericano romperse un hueso puede ser motivo de ruina económica, en muchos otros países los gobiernos ayudan a sus ciudadanos no sólo con la Seguridad Social, sino con empleados al servicio de madres trabajadoras, de enfermos terminales o de personas con necesidades de atención especiales.

Crítica:


Michael Moore,
el ácido director de documentales de denuncia e carácter socio-económicos pone el foco sobre el problema más importante que tienen los ciudadanos de su país, que pude acabar en unos segundos con el sueño ameriano: el sistema nacional de salud. En el propio cartel que anuncia el film vemos a un esqueleto que lee un periódico, cuyo titular de cabecera es : Man lands of moonDistingue dos sectores: uno minoritario, en el que se integran cuarenta y cinco millones de norteamericanos, que carecen de seguro médico, y otro, que tiene la suerte de haber sido admitidos por una compañía aseguradora. Unos y otros serán las víctimas del sistema, tan pronto como pierdan su salud.

Uno de los elementos que caracterizan sus documentales es la claridad a la hora de señalar a los responsables de esta situación:

  • Richard Nixon y Edgar Kaiser, Presidente de Permanente, una compañía privada de asistencia a la salud. En una entrevista televisiva, celebrada el 17 de febrero de 1971, el presidente de los EE.UU. se mostró partidario de las propuestas del empresario, por los beneficios económicos que reportarían al país ; al día siguiente presentó el Plan Nixon-Edgar Kaiser, cuyo objetivo era que EE.UU. tuvieran la mejor sanidad del mundo. El resultado fue menos atención, más demora y el enriquecimiento de las Compañías.
  • George Bush y su Ley Medicare de 2003. Compra de parlamentarios, que en América es legal, que formaron grupos de presión en las Cámaras, Congreso y Senado, contra las reformas de Hilary Clinton y a favor de esta norma legal. Estas campañas, financiadas con 800.000 millones de $, estaban impulsadas por un tal Billy Tauzen, que tras protagonizar un vergonzoso y melodramático episodio en el Congreso, llorando por las madres americanas, fue contratado por la industria farmaceútica, y nombrado Director General de Pharma, con un sueldo de dos millones de dólares al año.
El resultado de esta política sanitaria, es que EE.UU. ocupa el lugar número 37, sólo por delante de Eslovenia, en el sistema de salud mundial; muchos norteamericanos emigran, gracias a su facilidad para hacerlo frente a otros pueblos, a países como Canadá, Francia o Inglaterra, para no vivir toda su vida perdiente de cualquier percance, por pequeño que sea, que puede acabar con el esfuerzo de su trabajo de años.

Sin embargo en este país, mientras la medicina la pagan todos y la disfrutan unos pocos, a los que les sobra el dinero para hacer frente a cualquier contingencia, el país socializa la policía, el ejército, el servicio de bomberos, el servicio postal, o incluso se moviliza la sociedad para bajar un gato de un tejado. ¿ Por qué no la salud? Esta es la pregunta que se hace el director, y muchos norteamericanos cuando enferman.

Comentarios