Marathon humano, John Schlesinger.





Ficha técnica:



Titulo original: Marathon man.
País:EE.UU.
Año: 1976
Duración: 125 minutos.
Dirección: John Schlesinger (Sunday bloody sunday)
Guión: William Goldam.
Director artístico: Jack Shields
Música: Michael Small.
Editor música: Patrick Moore.
Orquestación: Jack Jayes.
Edición: Jim Clark, Arthur Schmidt.
Diseño de producción: Richard McDonald.
Productor: Robert Evans y Sidney Beckerman
Productor asociado: George Justin.
Unit Manager Production. Stephen F. Kesten
Director fotografía: Conrad Hall, A.S.C.
Decorador del set: George Gaines.
Vestuario: Robert De Mone.
Efectos especiales: Richard E. Johnson, Charles Spurgeon.
Casting: Juliet Taylor, MDA.
Fotografía: Garret Browun





Intérpretes:


Dustin Hoffman: Babo.
Laurence Olivier: Szell, 'Weisser Engel'.
Roy Scheider: Doc.
William de Vane: Janeway.
Marthe Keller:Elsa
Fritz Werner: Profesor Biesenthal.
Richard Bright : karl.
Marc Lawrence: Erhard.


Sinopsis:

El Best Seller de William Goldman se ha convertido en una de los más atrevidos y asombros thrillers jamás llevados a las pantallas. El ganador de un Oscar, Dustin Hoffman (Rainman) interpreta a un estudiante universitario y corredor de marathon atrapado en un mortal juego de misterio con el fugitivo nazi Christian Szell (Lawrence Olivier), que convierte instrumentos dentales en herramientas de tortura con una frialdad asombrosa, como si cortara rosas con elegancia.

Comentario.

John Schlesinger realiza un duro sobre el dolor y el miedo al sufrimiento físico, centrándose en el estudio de los personajes y cuidando los detalles que constituyen los indicios de las acciones criminales, fiel a su estilo. En un 'marathon de la muerte' un joven estudiante, hijo de un represaliado durante la Caza de Brujas del Senador McCarthy, que va a realizar una tesis doctoral, dirigida por el Profesor Biesenthal, se ve involucrado a través de un hermano con pocos escrúpulos en un comercio fúnebre de las joyas y piezas dentales de los judíos extraídas por el Angel Blanco', antiguo nazi., que pretende vender su botín a las propias víctimas. El final de del film fue impuesto a su guionista, William Goldman., por motivos extra-cinematográficos, como el deseo del propio Dustin Hoffman, de origen judío, que no quería aparecer en pantalla como un mata- judíos. Evans contrató a Robert Towne, guionista de Chinatown para que escribiera un final alternativo en el que el Doctor moría accidentalmente, lo que Goldman consideró una de las condiciones humillantes de Hollywood.

Comentarios