¿ Dónde estás hermano? . Joel y Ethan Coen.


Ficha técnica:

Título original: O Brother, where art thou.
Año: 2001.
Duración: 106 minutos.
País: EE.UU.
Dirección: Joel Coen.
Guión: Ethan Coen y Joel Coen., basado en 'La Odisea' de Homero.
Producción: Ethan Coen.
Casting: Hellen Chenoweth.
Edición de sonido: Skip Lievsay.
Edición: Roderick Jaynes y Tricia Cooke.
Música: T.Bone Burnett.
Vestuario: Mary Zophres.
Diseño de producción: Dennis Gassner.
Director de fotografía: Roger Deakins, A.S.C, B.S.C.
Co-producción: John Cameron.
Productores ejecutivos:Tim Bevan y Eric Fellner.
Compañías: Universal Pictures, Touchstone Pictures, Studio Canal, Working Title Production.










Ficha artística:

Intérpretes: George Clooney, John Turturro, Tim Blake Nelson, Charles Durning, John Goodman, Michael Badalucco, Holly Hunter, Stephen Root, Chris Thomas King, Wayne Duvall, Daniel Von Bargen , I. R. Horne, Brian Reddy, Frank Collison.

Sinopsis:

Everet Ulyses McGill (Clooney) es un delincuente con un pico de oro. Tiene problemas para adaptarse a la estricta disciplina a que le obliga su condición de condenado a trabajos forzados en el estado de Mississipi. Harto de pasarse el tiempo picando piedras, consigue escaparse con una pareja de perdedores: el simpático y simplón Delman (Tim Blake Nelson) y el inadaptado Pete (John Turturro). El trío se embarca en la aventura de su vida en busca de la libertad y con la promesa de compartir un tesoro enterrado.

Comentario:

¿Dónde estás hermano? (O Brother, where art thou?) es uno, sino el más, de los filmes más bizarros y disparatados de los Hermanos Coen, que materializa la película que pretendía llevar a cabo Sullivan en la obra de Preston Sturges que les sirve de referente. Los Coen le han dado la vuelta a la situación como si se tratara de un calcetín, y los milagros de Capra se van transformando en continuas jugarretas que el destino, de la mano de los hombres 'honrados', esos hombres corrientes que forman la clase media de la América Profunda, juega a tres presidiarios, encarcelados por pequeños delitos y evadidos de su condena a trabajos forzados.

Everet Ulyses (George Clooney) es un anti-héroe narcisista, muy preocupado por su pelo que domina con una crema concreta, Dapper Dan, y con redecillas, un pillo con cierta cultura que usa con soltura el lenguaje y que se autodenomina pater familias, aunque nunca ha ejercido como tal; sus compañeros de viaje, Delman (Tim Blake Nelson) y Pete (John Turturro), son dos jóvenes muy simples que rozan la frontera de la normalidad. En tiempos difíciles realizan su particular viaje de vuelta a casa en busca de respuestas y de la particular Penélope del autoproclamado líder, Ulyses) no aceptado por sus compañeros como tal.

En su viaje encuentran todo tipo de profetas, religiosos e incluso miembros de sociedades 'no tan secretas' como el Ku-Klux-Klan, la encantadora Circe, que 'convierte' a Pete en sapo. y un peligroso asesino cuyo alias es 'Cara de niño'. Muchos de estos profetas y vendedores de respuestas son ciegos, pero ven mucho más y mejor que los tres desgraciados. Papel especialmente cínico el que desempeña John Goodman, uno de los actores fetiche de los Hermanos Coen, fanático derechista, vendedor de Biblias que hace dinero en nombre de Dios y que es otro ciego a medias, un tuerto con el ojo tapado a la manera habitual en la época en que aún no existían prótesis.

Pero lo más bizarro de todo el relato es el 'lugar' en que los protagonistas encuentran su salvación profetizada por otro ciego negro que circula por las vías del tren con un primitivo vehículo de tracción humana: por azar llegan al cruce de caminos en el que, según la mitología del blues, Robert Johnson hizo un pacto con el diablo, al que vendió su alma por un pequeño espacio en el Olimpo de los músicos primitivos. En este lugar encuentran a Tommy Johnson, un joven de color que llega a este lugar con el mismo propósito que su célebre antecesor y les informa de que cerca hay un lugar en el que un hombre graba discos y si los intérpretes son buenos incluso paga. Los tres evadidos encuentran la forma de ganar unos dólares y se presentan en la caseta de este 'Mecenas', también ciego, como un grupo llamado Jordan River y los traseros mojados de Cottonelia, de Mississipi, y graban un tema de country que tendrá gran éxito entre el público. Paradójicamente es un triunfo que no pueden aprovechar, puesto que son evadidos de la justicia, pero la situación que presentan los cineastas es hoy de plena actualidad y recomiendo a los músicos que pasan penalidades y pagan por tocar en salas que no reunen ni tan siquiera condiciones acústicas, que se acerquen a este film y al menos se rían por unos momentos de ellos mismos, de esos gatos callejeros a los que el diablo tiene agarrados por la cola.
La regeneración les llegará de la mano de un corrupto, el gobernador 'Menelao', político nepotista y simplón y de la construcción de una presa que llevará la electricidad a las poblaciones de esa América Profunda, acabando para siempre con la miseria y la superstición. O al menos es lo que quiere creer el nuevo Ulyses.
Lo más sobresaliente es el giro que los Coen han dado a Los viajes de Sullivan de Preston Sturges: Ahora el inocente, el ingenuo no es el director criado entre algodones que quiere contarle al mundo las miserias que padece la humanidad y que él desconoce por completo, sino los propios descamisados, la hez de la sociedad, carne para freir en la silla eléctrica, que cuentan su periplo en primera persona y muestran el grado de cinismo, corrupción y maldad de los que se ponen la máscara de la honradez y disfrutan de la veneración social. Film cínico, disparatado y bizarro que despierta la carcajada abierta del espectador y que desacraliza y desentierra a los fantasmas humanos para reírse de ellos.




Comentarios