El halcón maltés. John Huston.





Ficha técnica:

Título original: The maltese falcon.
País: EE.UU.
Año: 1941.
Duración: 80 minutos.
Dirección: John Huston.
Guión: John Huston, basado  en la novela de Dashiell Hammett.
Director de fotografía: Arthur Edeson, A.S.C.
Editor: Thomas Richards.
Director artístico: Robert Haas.
Sonido: Oliver S.Garretson.
Música: Adolph Deutsch.
Maquillaje: Perc Westmore.
Productor ejecutivo: Hal B. Wallis. Productores asociados: Henry Blanke Compañía: Warner Bros Picture Inc.

Intérpretes:

Humphrey  Bogart, Mary Astor, Gladys George, Peter Lorre, Barton MacLane, Lee Patrick, Sydney Greenstreet, Ward Bonn, Jerome Cowan.







Sinopsis.

El despacho de detectives de Miles  Arches y Sam Spade, ubicado en San Francisco, justo al famoso puente Golden Gate, se ve involucrado en un asunto dudoso, un caso de posible secuestro de la hermana de una cliente, la Señorita Wonderley, que poco a poco irá evolucionando en una dirección muy diferente.

Comentario.

El filme de John Huston está basado en una novela homónima  de Dashiel Hammet, detective de profesión, que comenzó a publicar sus  relatos en la revista Black Mask, especializada en literatura policiaca, calificada como hard boiled (dura de pelar). Su estilo se caracteriza por un lenguaje crudo, un realismo de la sordidez cargado de un lirismo brutal y bañado en una atmósfera turbia, en la que la denuncia de la corrupción primaba sobre las tradicionales investigaciones a cargo de un detective que desenmascara al asesino con la sola ayuda de su intuición (Noël Simsolo. El cine negro).

Este es el espíritu que intenta recrear el film de Huston de 1941, precedido por las versiones de Roy DelRuth, con Ricardo Cortez en el papel de Sam Spade, y la de William Dieterle, Satan a meet lady fatal; Noël Simsolo afirma que el filme de John Huston no supuso ninguna renovación del género, a pesar de las alabanzas recibidas.

El halcón maltés gira en torno a un objeto: una figura de esta ave, fabricada en oro engastado con joyas del pico a las garras, que en 1539 los Caballeros Templarios de Malta regalaron a Carlos I , rey de España. En el viaje desde la isla, los piratas abordaron al galeón y su pista se perdió durante siglos. La misteriosa mujer que se presenta en el despacho de Archer y Spade, experta en el disimulo y el fingimiento, lleva distintas máscaras que se va quitando a medida que avanza la película: primero es  la Señorita Wonderlay, una joven desesperada por la desaparición de su hermana, que ha huido,voluntaria o involuntariamente,con un tal Thursby;  poco después se transforma en la Señorita Leblanc, que sigue sin destapar sus cartas, hasta que finalmente muestra su auténtica identidad, Brigid O'Shaughnessy, aunque sigue mintiendo en torno al motivo que le ha llevado al despacho de los detectives.

Sam Spade (Humphrey Bogart), un detective cínico, irónico, intuitivo y muy sexista, le seguirá el juego, y se enfrentará a policías, jueces y asesinos, ocultando su auténtico juego, del que no excluye la venganza por la muerte de su compañero Miles Archer, a cuyo asesino había descubierto casi desde el principio. El juego del plano/contraplano, manteniendo siempre a los interlocutores dentro de  campo, y liggeros contrapicados escudriñan los mínimos  movimientos, gestos o expresiones que puedan delatar las intenciones de los sucesivos contrincantes en las distintas situaciones y dar ventajas al más perspicaz. Sam Spade resolverá la situación, quedando  en nebulosa si su amor por Brigid era sincero o una simple estrategema. 

El verdadero valor de la pieza  se mide por el número de muertes que ha ocasionado a lo largo de la historia y no tanto por los  materiales de que esta hecho, que Sam describe como aquellos con  los que se forjan los sueños.


Comentarios