Anatomia de un asesinato. Otto Preminger.



Ficha técnica:

Título original: Anatomy of a mrder.
País: SA.
Año: 1959.
Duración: 160 minutos.
Dirección y producción: Otto Preminger.
Guión:  Wendell  Mayes, basado en la novela de  Robert Traver..
Música: Duke Ellington.
Diseño de producción: Boris Leven.
Director de Fotografía: Sam Leavitt, SAC.
Maquillaje: Del Armstrong, Harry Ray.
Edición: Louis R. Loeffler.
Sonido: Jack Solomon.
Compañía productora: Carlyle  Productions; Distribuidora: Columbia Pictures.

Premios:

  •  Premio NYFCC 1959 : al mejor actor (James Steward) y al mejor guion ( Wendell Mayes)
  •   Premio Grammy 1959 : a la mejor música para cine o televisión (Duke Ellington)
  •   Premio Laurel de Oro 1960 : al mejor drama, la mejor actuación dramática (James Steward), y la mejor actuación secundaria (Arthur O’Connell) 
  •   Premio Copa Volpi 1959 : al mejor actor (James Steward) 


 Intérpretes:

James Stewart: Pal Biegler.
Lee Remick: Laura Manion.
Ben Gazzara: Frederick  Manion (Manny), teniente del ejército de EE.UU..
Arthur  O'Connell : Parnell Emmett McCarthy.
Eve Arden: Maida Rutledge.
Kathryn Grant: Mary Pilant.
George C. Scott: Claude Dancer,  fiscal del estado.
Joseph N. Welch: Juez Weaver.
Orson Bean : Dr. Matthew Smith.
 Russ Brown:  George Lemon.
 Murray Hamilton - Alphonse Paquette.
 Brooks West:  Mitch Lodwick, fiscal de distrito..







Sinopsis.

La atractiva esposa de un teniente es violada brutalmente. La venganza es inmediata y el teniente mata al violador de su mujer. El juicio posterior reflejaba la  más completa gama de emociones humanas desde los celos a la rabia. Lee Remick da vida  a la esposa violada, Ben Gazzara al marido desesperado y James Stewart al abogado que lo defiende.

Comentario.

El director de origen ucraniano, exiliado a Estados Unidos en 1935,  Otto Preminger, formado por Max Reindhardt en el teatro y  Ernest  Lubitsch en el cine, aborda en muchos de sus filmes la obstinación fatal de  amar a alguien que se ajuste a nuestros propios deseos egoistas, mediante la representación de sus ideas a través de la imagen casi neutra de personajes en estado de crisis moral. Parafraseando a Noël Simsolo su estilo  es distante con elegancia y rigor, aunque recurra al  lirismo  o la violencia cuando lo impone una escena o una película. Persigue lo inefable más allá del bien o del mal.

Anatomía de un asesinato es uno de los testimonios más descarnados del juicio a una mujer, Laura ( Lee Remick), deseada por todos los hombres y maltratada por un marido celoso, Manny ( Ben Gazzara ), del funcionamiento de la justicia y de la degradación de algunos sectores del ejército tras las guerras.

Manny  Manion asesina al dueño de un local de copas, el Thunder Bay, ubicado en un camping de caravanas en donde reside con su esposa, tras asesinar a Barney Quill,  por violar a su esposa; el veredicto debe ser dictado por doce hombres de diferente estatus, formación y sensibilidad, después de haber asistido al circo que montan la acusación y la defensa con el fin de inclinarles hacia una sentencia de culpabilidad o inocencia, en el que importan más las estrategias o el lucimiento de los contrincantes que la verdad de lo que se juzga.

De hecho el proceso deriva hacia un juicio a la mujer, cuya violación puede considerarse la causa principal del asesinato. Es escandaloso el trato vejatorio que se le da, examinando si el dia de autos llevaba medias o exhibía las piernas desnudas, vestía falda o pantalón,  llevaba el pelo suelto o recogido, estaba ebria o 'achispada'  y lo más humillante : llevaba bragas o no. Este detalle no es intrascendente, pues esta prenda íntima había desaparecido del  escenario de la violación. En principio el fiscal y  su  ayudante, un abogado de prestigio, Dancer (George C.Scott), habían intentado separar el delito contra la mujer de la acción del marido, pero  al no conseguir su objetivo, intentan desacreditar a la esposa de Manny. Lo curioso es que en un lugar turístico, en el que se atrae a los clientes con el cebo de la diversión sin límites, nadie se atreve a juzgar un comportamiento habitual que arruine su negocio.

Paul Blieger (James Stewart), un ex-fiscal  que ejerce la abogacía con modestia y que apenas puede pagar a su secretaria, asume la defensa de   Manion, un  teniente  celoso y violento, basándose en el diagnóstico de un psiquiatra del ejército, que justifica su acción como una respuesta de reacción disociativa o necesidad de desahogarse ante un ultraje, definida popularmente como impulso irresistible; parte de la defensa se basará en el respeto que la sociedad debe a los uniformes, que  hace más dignos de confianza  a los que los portan que la palabra de un delincuente  reincidente. El final demostrará  lo contrario:  no sólo  ha tomado el pelo a todos, incluido el bonachón abogado que ha luchado por su absolución, sino que, tal como había advertido su compañero de celda, le pega una soberna paliza a su mujer.

Otto Preminger obliga al espectador a  hacer un ejercicio de reflexión profunda, pues su protagonista femenina es de un atractivo poco corriente, viste de forma  provocadora para el tiempo que le toca vivir, (hoy parecería una colegiala ) y coquetea con los hombres porque es consciente de que les gusta; pero como demuestra Paul Blieger, su atractivo no disminuye cuando llega un traje discreto y se pone gafas de carey. La cuestión es si por ello tiene derecho un depredador a violarla, pegarle y abusar de ella. Su destino fatal es vivir siempre con un marido violento al que teme y al que ayuda a escapar de la silla eléctrica, con la obstinación fatal de que hablábamos al principio. Cada expectador decidirá si la guia el amor o el temor.

Film valiente y muy adelantado a su tiempo. Una auténtica obra maestra.



Comentarios