Bajo sospecha. Stephen Hopkins.



Ficha técnica:

Título original: Under suspicion.
País: EE.UU.
Año: 2000.
Duración:
Duración: 110 minutos.
Dirección: Stephen Hopkins.
Guión: W. Peter Iliff, Tom Provost, basado en  Garde a vue de Claude Miller, Jean Herman y Michel Audiard, y en el libro Brainwash de John  Wain Wright.
Casting: Reuben Cannon, Eddie Dunlop .
Score musical: BT
Vestuario: Francine, Jamison-Tanchuck.
Editor: John Smith.
Director de fotografía: Peter Levy, A.S.C., A.C.S.
Productor manager: Llewellyn Wells.
Productores ejecutivos: Maurice Leblond, Ross Grayson Bell, Morgan Freeman y Gene Hackmann.
Productores: Lori MacCreary, Anne Marie Gillen, Sephen Hopkins.
Compañ-ias: Revelations Entertainment, TFL International.

Intérpretes:

Morgan Freeman.
Gene Hackman.
Thomas Jane.
Monica Bellucci.
Miguel A.Suarez

Sinopsis.

En Puerto San Juan, Puerto Rico, antes de acudir con su joven y bella esposa Chantal a una gala benéfica, el abogado Henry Hearst,Gene Hackman),  una de las personalidades más importantes de la isla, es llamado por el capitán de la policía Victor Benezet, (Morgan Friman, para que deeclare sobre unos detalles del atestado del  rapto y el asesinato de una niña, la segunda en un mes fallecida en similares circunstancias. Sin embargo la visita de rutina se convertirá en un duro interrogatorio de consecuenias impredecibles.

Comentario.
El mayor atractivo del filme es ver trabajar a Gene Hackman y Morgan Freeman, dos monstruos de la interpretación cinematográfica e un tour de force entre un policía que investiga la violación y posterior asesinato por estrangulamiento de dos niñas de  estatus social humilde, por debajo del umbral de la pobreza, y un rico y poderoso abogado y asesor fiscal, insatisfecho en sus relaciones matrimoniales, al que le gustan las pre-adolescentes y jovencitas, sobre las que descarga toda  la represión sexual provocada por la convivencia con una joven y llamativa mujer (Monica Bellucci) que ha roto las relaciones maritales con él y ha puesto un pasillo de veinte metros de largo entre las habitaciones de ambos. Su actitud soberbia y cínica  provoca el rechazo de la clase media, representada por Owens, (Thomas Jane), que no acepta que un mediocre, uno de los que consideran de los suyos, alcance el éxito, vista con ropa de Armani, reciba un trato diferencial y privilegiado, especialmente  si es sospechoso de haber cometido un crimen horrible.

El filme  denuncia también la corrupción policial y un tema tan universal como los celos, que Henry Bucanam Hearst define como la actitd de uno de los miembros de la pareja que no puede soportar que otro disfrute. El aparentemente honesto Victor Benezet, no esta libre de una corrupción policial, que maltrata a los miserable, (cierra la persiana de la habitación donse se está produciendo un maltrato físico por el mismo Ewans) y no permite que se toque físiamente al poderoso abogado, al que acorrala usando sus conocidas debilidades y  torturándolo psicológicamente, bajo la presión de su ayudante. El resultado final es la obtención de unas declaraciones falsas obtenidas con  intimidación.

En las investigaciones policiales entra en juego la navegación por internet y los chats, en los que el insatisfecho Henry conecta con jovencitas bajo el ailias de 'El insaciable  Hank'. Los vicios de esta clase poderosa, que humilla a su vez a los policías recordándoles sus humildes orígenes,  se utilizan para hundierle  y mancillar su dignidad, obligándole a desnudarse moralmente y dejar al descubierto todas sus íntimas perversiones.

Este complejo juego de venganzas sociales, debilidades hmanas, rencores y celos,  se representa con unos recursos visuales que no son del gusto de todos los espectadores:  fast forwoards muy rápidos, dramatización de las declaraciones del testigo en los lugares de los hechos criminales con la presencia de los policías en ellos observando interpretaciones en ocasiones contradictorias, en las que el sospechoso acaba inciminándose por  el acorralamiento a que ha sido sometido, en los que ha perdido el peluquín con el que cubre su calva, hecho que afecta a su dignidad. La desconfianza y los celos de su  joven mujer, que teme hasta a  una sobrina de trece años, precipitan un final incomprensible para el espectador. Tras montar durante casi dos horas el perfil de un personaje odioso, altivo,soberbio  e inclinado al juego sexual con menores, unas autoridades que anteponen intereses políticos al asesinato de unas niñas y una relación de pareja tortuosa, el final sorprende extraordinariamente. Es cierto que algunos indicios apuntan a un desigual trato en la comisaría  a pobres y ricos, pero la presión ejercida sobre uno de los pilares de la comunidad, deja en un ridículo espantoso a los policías.

Lo único que queda claro es que todos los personajes se mueven por sentimiento espurios de  rencor, resentimiento, fracaso de la pareja trascendido a unos y otros  y enfrentamiento entre las clases sociales: los pobres se divierten en las calles, los ricos se concentran en galas para recaudación  de fondos para hacer frente a los daños producidos por el huracán Lucy. El joven ayudante Owens provoca intimidación por sus brutales procedimientos y prevención por su juventud y atractivo frente a  dos hombres ya mayores; ellos reconocen que les gustan las jóvenes, pero no aceptan que a las mujeres les suceda lo mismo.

El filme, a pesar de su final fallido, contenía elementos para haber realizado una película mucho más compleja e interesante; algo de responsabilidad tiene ambos actores, Morgan Freeman y Gene Hackman, que además de representar el pepel de protagonistas, son productores del filme.


Comentarios