El futuro. Miranda July



Ficha técnica:

Título original: The future.
País: USA y Alemania.
Año:  2011.
Duración: 91 minutos.
Música: Jon Brion.
Director  de fotografía: Nikolai Von Graevenitz.
Montaje: Andrew Bird.
Producción: Gina Kwon, Gerhard Meixner y Roman Paul.
Diseño de producción: Elliott Hostetter.
Vestuario: Christie Wittenborn.
Producción: GGNK Productions; Distribuidora: Golem.



Intérpretes:

Hamish Linklater (Jason),
Miranda July (Sophie),
David Warshofsky (Marshall),
Isabella Acres (Gabriella),
Joe Putterlik (Joe),



Sinopsis:

Una pareja  de treintañeros formada por Sophie (Miranda July) y Jason (Jamish Linklater) deciden dar un giro radical a su vida y como consecuencia abandonan sus trabajos y se desconectan de internet. Ella se dedica al baile y él  a dejarse llevar por las circunstancias.  Poco después deciden adoptar un gato enfermo, Paw Paw, al que cuidan como si de su propio hijo se tratara. La cosa no funciona, y  la mujer tiene un affaire con un hombre de cincuenta años.

Comentario.

El futuro es un film  del genero llamado indie, realizado por Miranda July, una cineasta que atrajo la atención de la crítica después de obtener la  Cámara de oro en el Festival de Cannes por  Tú, yo y los demás. El intento de  ganarse a un sector determinado del público le resta universalidad al tema de las crisis que provoca la entrada en la madurez o  la imposibilidad de la pareja, mediante un lenguaje de símbolos (el gato como si fuera un hijo,  el filtreo con un vecino mayor con el que se relaciona gritando por la ventana...).La inexpresividad de los personajes, el dramatismo exacerbado y snob, sin emociones, produce el resultado de un film superfluo de ciencia ficción casera en la que el tiempo se detiene y en la que predominan las imágenes cercanas a la performance  ( Violeta Kovacsics. Ciencia ficción y excentricidad. Cahiers du Cinema, Diciembre 2011).

Lo indie, que no es ni mucho menos lo independiente,  supone una determinada estética en música o en cine, que en ocasiones se caracteriza por algunos rasgos que Kovacsiscs ha definido, como la superficialidad o  el tomarse demasiado en serio a sí mismo, llegando en el film de Miranda July a rozar el patetismo y lo snob; ya es suficientemente duro que alguien para reflexionar sobre  su propia vida abandone el trabajo que le permite mantenerse y alimentarse, y  después  se dedique a cuidar de un gato lisiado, que se convierte en  una espectador de lujo de la degradación de esta pareja, en la que la mujer protagonista está interpretada por la propia realizadora.

Un buen detalle que define a los personajes: ambos tienen un ordenador de la marca Apple, cuyo logotipo de la manzanita no exige mayor presentación. 

Comentarios