El hombre que sabía demasiado. Alfred Hitchcock.




Ficha técnica:

Título original: The man who knew too much.
País: Reino Unido,
Año: 1934
Duración: 12 minutos.
Dirección: Alfred Hitchcock,
Guión: Charles Bennett, D.B. Wyndham-Lewis, A.R. Rawlinson, Edwin Greenwood.
Fotografía: Curt Courant.
Decoración del set: Edwin Greenwos y Ar. Rawlinson.
Director artístico: Alfred Junge.
Editor: H.St.C.Stewart.
Música: Arthur Benjamin
Productores asociados: Ivor Montagud.
Productor manager: Richard Beville.
Gaumont-British Picture.,


Intérpretes:

Leslie  Banks: LLawrence.
Edna West: Fill.
Peter Lorre: Abbot
Hugh Wakefield: Clive.
Nova Pilbeah: Betty Lawrence.
Pierre Fresnay: Lavis.
Cicely Date; Nurse Agnes.
D.A. Clarke Smith: Binstead.
George Curzon: Gibson.
Frank  Vosper.

Sinopsis.

Una  Pareja de turistas ingleses viaja por Suiza con su hijita y pasa  sus vacaciones en los Alpes  , donde conocen a un simpático  francés con el que entablan una buena amistad. Sus problemas comienzan cuando alguien dispara a su nuevo amigo, que antes de morir les informa de la existencia de un complot para asesinar a un embajador extranjero. Para asegurarse el silencio del matrimonio, los espías raptan a la niña. De vuelta a Londres, la madre, que persigue a los raptores, salva la vida del embajador al gritar en el momento en que el disparo del revólver iba a alcanzarle, durante un concierto en el Albert Hall. El final nos muestra el asedio de la guarida de los espías por la policía y la salvación de la niña.

Comentario.
Este film realizado en su etapa británica será retomado 23 años después por el maestro para hacer una nueva película homónima en EE.UU, trasladando la localización de la historia de Suiza a Marruecos. El título muestra la escasa dotación de las fuerzas policiales inglesas, los famosos bobys, a los no se podía suministrar armas en conflictos de carácter terrorista como el que plantea la película, después de caer  masivamente ante las balas enemigas. Filmada en blanco y negro, desmitifica con ironía el papel de inspectores y miembros del servicio de inteligencia, e incluso pone en cuestión la estrategia de los asesinos.

El propio Hitchcock sintió la necesidad de retomar este film y realizar un remake en USA, impregnado de la cultura de acción norteamericana, con mayores recursos y recogiendo la idiosincrasia y la forma de hacer de los cineastas del otro lado del Atlántico. Queda como crónica de   la actuación de la policía inglesa de principios del siglo XX,  la  curiosidad de las masas que se agolpan ante el edificio asediado por  los agentes, como si se tratara de un espectáculo y el diseño de unos personajes dotados de la emblemática flema inglesa.

The Man Who Knew Too Much ( el hombre que sabía demasiado) fue su mayor éxito inglés;  está basado en un hecho real, el asedio de Sidney Street, en el que la policía intentaba hacer salir a unos anarquistas rusos que se habían encerrado en una casa desde la que disparaban. La operación era muy difícil, se pidió la ayuda de la tropa y Wiston Churchill había acudido en persona al lugar para vigilar las operaciones. El director tuvo dificultades, porque la policía inglesa nunca iba armada y en esta ocasión  se recurrió al  ejército y se iba a solicitar la ayuda de la artillería cuando se incendió la casa. Por cómo se sucedieron los acontecimientos la censura inglesa veía con malos ojos que se llevaran a la pantalla estos hechos, considerados como una mancha en la historia de la policía. Se aceptó que los agentes llevaran pistolas antiguas, que nunca  habían portado. Finalmente Hitchcock lo solucionó mostrando la llegada de una camioneta desde la que se distribuían fusiles.


Comentarios