Cruzando la oscuridad. Sean Penn.









Ficha técnica:

Título original: The crossing guard.
País: USA.
Año: 1995.
Duración: 114 minutos.
Dirección: Sean Penn
Guión: Sean Penn.
Dirección de Fotografía: Vilmos Zsigmond, A.S.C.
Música: Jack Nitzsche.
Casting: Don Phillips.
Vestuario: Jill Ohanneson.
Edición: Jay Cassidy.
Diseño de producción: Michael Haller.
Productores  ejecutivos: Bob Weinstein, Harvey Weinstein y Richard N. Gladstein.
Producción: David S. Hamburger y Sean Penn.
Emon, Miramax Films,

Intérpretes:

Jack Nicholson: Freddy Gale,
David Morse: John Booth
Anjelica Huston: Mary,
Robin Wright: Jojo,
Piper Laurie: Helen Booth,
Richard Bradford: Stuart Booth,
Priscilla Barnes: Verna
Robbie Robertson: Roger.

Sinopsis:

Algunos hombres esperan toda su vida para cruzar la línea, Otros ni siquiera pueden esperar un día más . Hace ya seis años que las vidas de Freddy Gale ( Jack Nicholson) y John Booth (David Morse) colisionaron en un peculiar destino: un accidente fortuito que sentenció a Booth a la prisión y convirtió la vida de Freddy en un infierno guiado por un único objetivo: la venganza . Booth le quitó una vida a Freddy y deberá pagar con la suya propia.

Comentario.

Sean Penn dedica a Charles Bukowski un  film que pone el acento en un drama que la sociedad no valora todavía suficientemente: los accidentes de tráfico como consecuencia de la embriaguez de los conductores, y la destrucción de la vida que comporta para las familias de los implicados. John Booth ha saldado sus cuentas con la sociedad, pero no con Freddy, el padre de Emily, la niña fallecida, y es consciente de ello. A Freddy, un joyero que ha perdido a su familia, y al que ha dejado su mujer, vive una vida de desenfreno en los prostíbulos, que no le satisface, ya que añora su antiguo hogar, pero deja aflorar los peores sentimientos del ser humano, llegando a resultar un ser absolutamente repelente.

Ninguno de los dos hombres está dispuesto a cargar sobre su conciencia una nueva tragedia, ya que les cuesta vivir con su culpa y sus instintos criminales. Sean Penn recuerda que en el perdón puede residir la redención y la paz interior  del hombre, pero a la vez muestra en casi dos horas de metraje la pesada carga que deberá arrastrar hasta el fin de su vida el que ha cometido un acto no premeditado, pero sí imprudente. La última imagen en un camposanto evoca la obra del pintor   Jean Françoise Millet.

Jack  Nicholson es un gran actor, y representa con su habitual forma de trabajar el ingreso en el lado oscuro a causa de la desgracia de un hombre del que no se da demasada información sobre su actitud vital previa al accidente, Un joyero sin escrúpulos, que trata a las prostitutas que se relacionan con él como auténticos objetos y que se rodea de hombres con el mismo perfil. John, un joven querido por sus padres, cometió un delito imperdonable que pagó caro y es consciente de su culpa; el propio Freddy es detenido por la policía en estado de embriaguez. No sé si el film de Sean Penn puede contribuir en algo a  tomar conciencia de esta situación. El actor y director  realizó una entrevista a Bukowski,  Vasos vacíos, en 1987 para la revista Interview,en la que considera el alcohol  su musa particular y liberadora de sus inhibiciones con las mujeres, como le ocurre a Freddy; ha sido considerado por algunos como icono de la decadencia estadounidense y de la representación nihilista característica después de la Segunda Guerra Mundial.

Comentarios