Lucki Luciano. Francesco Rosi.







Ficha técnica:

Título original: Lucky Luciano
País: Co-producción: italo-francesa-
Año: 1973
Duración: 110 minutos.
Dirección: Franco Rosi.
Guión: Francesco Rosi, Lino Jannuzi, Tonino Guerra.
Scenografía;: Andrea Crisanti.
Vestuario: Marisa Crimi y Luciana Fortini.
Dirección de Fotografía:  Pasqualino de Santis.
Música: Piero Piccioni.
Montaje: Ruggero Mastroianni.
Productor: Franco Cristaldi.
Director de producción: Gino Millozza.
Compañías: Vides (Roma), Les Films La Boetie (París)




Intérpretes:

Gian Maria Volonte: Lucky Luciano.
Vincent Gardenia,
Silverio Blasi,
Charles Cioffi,
Larry Gates,
Magda Konopka,
Jacques Monod,
Dino Curcio,
Karin Petersen,
Edmund O'Brien,
Charles Siragusa:,
Rod Steiger: Gene Giannini.


Sinopsis:


Nueva York, 11 de febrero de 1946. El gángster Lucky Luciano, principal responsable, en los años 30, de los sangrientos enfrentamientos entre distintas bandas de gángsteres, es  expulsado de los Estados Unidos, país donde fue ondenado a 35 años de prisión, pero  liberado tras cumplir solamente nueve, reducida la pena por los " servicios prestados" al ejército norteamericano. De regreso a Italia, transforma rápidamente Sicilia en el centro mundial del tráfico de heroína. El Departamento de Narcóticos, dirigido por el agente Charles Siragusa, intentará desenmascarar las tramas criminales de Lucky Luciano. 

Comentario.

Francesco Rosi, realizador comprometido de filmes de carácter político,  da respuesta a  la  pregunta que se hacen  algunos  de por qué la gente se pliega y respeta a los poderosos por muy oscuro que sea el origen de sus fortunas, llegando incluso a admirarlos.   En  Lucky Luciano ,  film documental de reconstrucción  histórica de 'La Cosa Nostra',  pone al descubierto  el entramado de conexiones entre ci políticos, jueces, militares,  hombres respetables de  negocios, especialmente de la industria farmaceútica en lo que se refiere al tráfico de drogas, e incluso de la Iglesia , agradecida por los donativos que recibe de la mafia.

Define a la organización  como un holding integrado  por hombres que se ponen siempre de parte del poder, lo ostente quien lo ostente, y se presentan ante la sociedad como defensores de la ley y el orden, aunque luego siembren las calles de cadáveres, crimenes silenciados por temor o  por ignorancia,  de las madres que han perdido a sus hijos y de los niños que constituyen los ejércitos de futuras víctimas, drama que denunciarán posteriormente escritores como Roberto Saviano y su novela  Gomorra, adaptada  al cine por  Matteo Garrone.  Amplios sectores de la población iconoclasta lo admiran y convierten en sus héroes

Rosi extiende la denuncia a los gobiernos, jueces y policía de Estados Unidos, que durante la guerra  mundial  utilizaron los servicios de conocidos gángsters, recibieron de ellos  suculentos regalos, entre ellos algún coche caro, mientras se se ganaban el favor del pueblo con sandwiches y chocolatinas.  Finalmente liberaron a Salvatore Lucania ((Lucky Luciano) por unos  inecistente servicios prestados a la armada, y lo repatriaron a Italia, desde donde organizó el tráfico de estupefacientes  con destino al nuevo continente. Los policías que quisieron echarle el guante para conseguir galones se estrellaron contra el muro de un hombre de apariencia respetable, que deseaba volver a América, en primer lugar porque ya no se sentía siciliano y después porque Italia era un país arruinado donde ya no se podía hacer 'política'. La Comisión Kefaver , encargada de invesigar el tráfico de drogas a principios de los años 50, no logró nunca pruebas contra  él y se limitó a duros enfrentamientos entre Italia y Estados Unidos.

Perdida toda la  fascinación y  el romanticismo de la ficción creada en torno a los  mafiosos, éstos aparecen como hombres  corrientes, bien relacionados con los poderosos, de los que  siempre se sospecha  pero  nunca se  consiguen  pruebas. Una vez obtenidas  éstas  por departamentos especializados en la lucha contra el narcotráfico, la acusación suele estrellarse en los tribunales, de donde los mafiosos salen con demasiada frecuencia  indemnes y avalados en su actuación  por la absolución de los jueces.



Comentarios