Les Lyonnais. Olivier Marchal.






 Ficha técnica:

Título original: Les Lyonnais.
País: Francia.
Año: 2011.
Duración:  102 minutos.
Dirección: Olivier Marchal.
Guión: Olivier Marchal y Edgar Marie, basado en el libro Por un puñado de cerezas  de Edmon Vidal.
Dirección de Fotografía: Denis Rouden.
Música:  Erwann Kermovant.
Estudio: Vértigo Films. uFilm/ Twinpics.
Montaje: Hubert Persat.
Producción: Cyril Colbeau- Justin y Jean Baptiste Dupont.

Intérpretes:

 Gérard Lanvin :Edmon Vidal, alias Momon,
 Tchéky Karyo :Serge Suttel,
 Daniel Duval :Christo,
 Dimitri Storoge : Edmon Vidal de joven,
 Patrick Catalifo :comisario Max Brauner,
 François Levantal : Joan,
 Francis Renaud :Brandon,
 Valeria Cavalli : Janou .


 Premios:

2011: Premios Cesar: Nominada a Mejor actor revelación (Dimitri Storoge)



 Sinopsis.

 Tras crecer en un miserable campo gitano, Edmon Vidal, alias Momon, conserva un sentimiento de familia, lealtad inquebrantable y orgullo de su origen. Sobre todo, ha mantenido su amistad con Serge Suttel, con el que descubrió la vida en prisión por algo tan ridículo como robar cerezas. Los dos acaban inevitablemente metiéndose en el crimen organizado. El equipo que formaron La Banda de los Lioneses, llevó a cabo más célebre robo armado de principios de los 70. Su auge imparable acabó en 1974 con un arresto espectacular. Cercano a los 60, a Momon le gustaría olvidar esa parte de su vida. Ha encontrado la paz junto a su mujer Janou, quien tanto sufrió en el pasado, y a sus hijos y nietos, quienes respetan enormemente a este hombre sencillo de principios universales, de cabeza clara y lleno de bondad. Pero entonces Serge Suttel, que no ha abandonado nada del pasado, entra de nuevo en escena.


Comentario.

Los franceses han fomentado con frecuencia el síndrome de la rama doblada de que habla Schiller, por el poso cultural de Francia, un espejo en el que se han podido mirar muchas generaciones. Olivier Marchal realiza un  film del genero negro, polar- crepuscular, acerca de unos delincuentes que acabaron en la cárcel por robar un puñado de cerezas, lo que condicionó su vida entera, como el personaje que creó Victor Hugo en su famosa obra 'Los miserables'. Recomendable.

Comentarios