Profesor Lazhar. Philippe Falardeau.




Ficha técnica:

Título original: Monsieur Lazhar.
País:Canadá.
Año: 2011.
Duración: 94 minutos.
Dirección: Philippe Falardeau.
Dirección artística: Emmanuel Fréchette.
Dirección de Fotografía: Ronald Plante, en color.
Música: Martín León.
Montaje: Stéphane Lafleur.
Productores: Luc Déry y Kim McCraw.
Producción: Micro, Scope.

Intérpretes:

Mohamed Fallag,
Sphie Nélisse: Alice L'Écuyer,
Émilien Néron: Simon,
Danielle Proulx: Sra. Vaillancourt,
Brigitte Poupart: Claire Lajoie,
Jules Philip: Gaston,
Daniel Gadouas: Gilbert Danis.
Seddik Benslimane: Abdelmalek,
Louis Champagne: el conserje,
Marie-Ève Beauregard: Marie-Fréderique.


Premios:

 2011: Oscars: Nominada a Mejor película de habla no inglesa
 2011: Festival de Toronto: Mejor película canadiense
 2011: Festival de Locarno: Premio del público
 2011: Festival de Valladolid - Seminci: Mejor guión,  Premio FIPRESCI.


Sinopsis:

Bashir Lazhar, un refugiado político argelino que ha perdido a toda su familia en un atentado en su país y que se ve obligado a exiliarse a Montreal para huir de los radicales. Accede a la educación como profesor sustituto, trabajo que ejercía su  difunta esposa, de un clase de niños cuya antigua profesora se ha suicidado recientemente en el aula donde daba clases.

Comentario:

Algo preocupa en Europa la educación de sus jóvenes, que ha fraguado en la cultura francesa con películas como La clase de Laurent Cantet, germanas, como La ola de Dennis Gansel y ahora la del canadiense francófono Philippe Falardeau. Nos movemos en terrenos resbaladizos si pretendemos que el hombre puede adoptar una postura aséptica, neutra, equidistante e imparcial  cuando ejerce como  enseñante de cualquier materia y preferimos esconder la cabeza debajo del ala, puesto que  a partir de los veinticinco años los  seres humanos ya  se han definido ideológicamente, y la primera segregación se establece entre centros públicos y privados. Filmes como los que hemos citado sólo pueden ubicarse en la escuela pública, donde confluyen mayoritariamente alumnos procedentes de diferentes culturas, etnias y sectores económicos y sociales. No sorprende a los profesionales de la educación, especialmente la europea, el tratamiento de temas transversales y la educación en valores que forman parte de los curricula de cualquier país del área, y que dependerá de cada individuo la visión que se dé a los alumnos, respetando los márgenes de las diferentes constituciones, ya se trate de la muerte, la sostenibilidad de la tierra y el cuidado del medio natural, el respeto a la diferencia, etc. Y esto se produce cada día de la forma más natural, como reclama Aurélien Le Genissel en la crítica del film, Profesor Lazhar.Drama en las aulas (Dirigido por...Mayo 2012); otra cosa es la hipocresía de la sociedad.

Aurélien Le Genissel concluye afirmando que la película es  un cuento dulce y sencillo, como el propio personaje magníficamente interpretado por Mohamed Fellag, que ofrece la esperada visión de aires filosóficos sobre el trabajo de luto, el sinsentido y el desarraigo de la vida, de los emigrantes o la dificultad de madurar y crecer. El crítico considera que aquí residen todas las trampas que acechan a este tipo de obras, que el director supera con una puesta en escena  práctica y agradable. No está de más que se abra una ventana al mundo de las aulas, y que los ciudadanos conozcan lo que con toda naturalidad realizan los profesores en las mismas; lo que veamos dependerá, como no puede ser de otra manera, de la visión del mundo que tenga cada enseñante, pero al final los discípulos podrán  construir su puzzle, desarrollar el sentido crítico tan valorado por los europeos.




Comentarios