Un americano en París.








Ficha técnica:

Título originaL: An american in Paris.
País: Estados Unidos.
Año: 1951.
Duración: 109 minutos.
Dirección: Vincente Minnelli.
Guión: Alan Jay Lerner.
Música: George Gershwin. Director : Johnny Green y Saul Chaplin,
Coreografía: Gene  Kelly.
Director de Fotografía: Alfred Gilks, A.S.C.
Directores artísticos: Cedric Gibbons y Preston Ames.
Edición: Adrienne Fazan.
Decoración del set: Edwin B.Willis.
Efectos especiales: Warren Newcombe, Irwing G.Ries, A.S.C.
Vestuario: Orry-Kelly.
Peluquería: Sidn ey Guilaroff.
Maquillaje: William Tuttle.
Producción: Arthur Freed.


Intérpretes:

Gene Kelly
Leslie Caron
Oscar Levant,
Georges Guetary,
Nina Foch,

Premios:

1951: 6 Oscars: Película, argumento, guión, música, direcc. artíst., vestuario color
1951: Globo de Oro: Mejor película: Comedia o Musical 
1952: Festival de Cannes: Nominada a la Palma de Oro (mejor película)

 Sinopsis:

Un musical tan brillante y maravilloso que reúne el talento de  Gene Kelly, el productor  Arthur Freed y la dirección maestra de Vincente Minnelli para llevar a la pantalla toda la magia de una obra cinematográfica considerada como una de las mejores producciones de  Hollywood. Kelly interpreta a un pintor americano que vive  en el París de la posguerra enamorado de una atractiva dependienta de una tienda de perfumes (Leslie Caron en su magnífico debut cinematográfico). Las secuencias de baile y  la música de Gershwin acentúa el romanticismo de la conquista de Kelly, y el número musical final de  diecisiete minutos, combinado con la sinfonía, los impresionantes decorados y el talento único de Kelly para contar una historia a través del baile consiguieron que "Un americano de París" obtuvieron 6 Óscars de la Academia, incluído el correspondiente al de mejor película.

Comentario:


Un  americano en Paris nos introduce de la forma más relajada, divertida, fresca y convincente, en el Paris de posguerra, en el que desembocan unos americanos ya maduritos que intentan abrirse camino en diversas actividades artísticas relacionadas con la música y la pintura, lo que permite a la cámara introducirse en  Montmatre y locales de ocio parisinos, y  pasear  por la margen derecha del Sena, que cameará   maravillosamente   Fred Astaire y  Cyd Charisse en Melodías  de Broadway (1055). Curiosamente  Gene Kelly no está en la capital europea intentando abrirse camino como bailarín, un efecto de distanciamiento de su profesión, que ejecuta con valor narrativo, contando con canciones y con bailes su relación con un barrio  que asiste como espectador  a sus actuaciones,  aplaude y participa en sus espectáculos en la calle. Con este recurso sitúa la acción en el límite entre la ficción y la realidad, sin privar a Kelly de su público habitual.




Comentarios