Elefante blanco. Pablo Trapero.







Ficha técnica:

Título original: Elefante blanco.
País: Argentina/ España.
Año: 2012.
Duración: 106 minutos.
Dirección:  Pablo Trapero.
Guión: Pablo Trapero,  Martín Mauregui,  Alejandro Fadel y  Santiago  Mitrabo.
Música: Michael Nyman.
Dirección de Fotografía: Guillermo  Nieto.
Montaje: Pablo Trapero y  Nacho Ruíz Capillas.
Dirección artística: Juan Pedro Gaspar.
Vestuario: Marisa Urruti.
Producción: Alejandro Cacetta, Pablo Trapero, Juan Gordon, Juan Vera y Juan Pablo Galli.
Morena Films, Matanza Films y Patagonik. Alta Classics.


Intérpretes:

Ricardo Darin: Julián,
Jérémie Renier: Nicolás,
Martina Gusman : Luciana.

Sinopsis:

Dos curas, Julián y Nicolás, que tras sobrevivir un intento de asesinato por parte del Ejército durante su trabajo en Centroamérica, se asientan en una barriada de Buenos Aires para desarrollar su apostolado y labor social. Allí conocen a Luciana, con quien lucharán codo a codo contra la corrupción, mal endémico de la zona. Su trabajo les enfrentará a la jerarquía eclesiástica y a los poderes gubernamentales y policiales al arriesgar su vida por defender su compromiso y lealtad hacia los vecinos del barrio.

Críticas:


José Arce, (La Butaca.net), recoge el espíritu más extendido de la crítica en torno al film: «No quiero terminar odiando a todo el mundo». Bandas, ambiente suburbial, (fangosos) intereses burocráticos e institucionales, corrupción, drogas, violencia desatada… a lo que hay que unir las flaquezas inevitables del ser humano y las tentaciones de la carne. Un cocktail de mezcla explosiva que coloca a todos los personajes de la película cerca, peligrosamente cerca, del punto de ruptura individual y colectivo; pero es un coqueteo con el abismo desarrollado desde demasiadas líneas confluyentes..."

Carlos Boyero (Diario El País) define la película como una obra de  "Realismo con talento. (...) plantea los continuos dilemas morales de quijotes nada enloquecidos (...) Trapero lo cuenta con intensidad y complejidad. Y Darín es ese transmisor ideal con el que sueñan los directores." (resumen de Filmaffinity). En el Diario El País   de 20 de julio afirma que   todo suena a verdad en una película cuyas conclusiones solo pueden ser trágicas, que plantea los continuos dilemas morales de quijotes nada enloquecidos, de personas tan concienciadas con su miserable entorno como a veces hartas de una guerra que es imposible ganar, con ganas de huir y la obligación moral de quedarse, utilizados y despreciados por la jerarquía eclesiástica, conscientes de que la acción y los riesgos que implica debe imponerse a la bienintencionada inutilidad de las palabras. Trapero lo cuenta con intensidad y complejidad. Y Darín es ese transmisor ideal con el que sueñan los directores. (Realismo con talento. Carlos Boyero).

Es en Argentina, donde mejor se conoce al director y el conflicto donde se dan las críticas más favorables.  Hugo Zapata cree que Elefante blanco no es la primera historia de marginalidad que se hace dentro de la producción nacional. Sin embargo, en este caso el motivo principal por el que salís satisfecho del cine, luego de haber disfrutado una gran película, es que el director Pablo Trapero nunca se olvida en sus trabajos que ante todo es un narrador de historias. 

Comentarios